Una paraguaya y su hija de 11 años fueron asesinadas en El Molar de España

Una mujer falleció presuntamente asesinada en España. Se trata de Mari Cruz M. M. de 48 años, de nacionalidad paraguaya. Datos preliminares refieren que el marido, de nombre Fausto y cuya nacionalidad no fue informada, mató también a su hija menor de 11 años, luego intentó incendiar la casa y se autoeliminó.

Un cartel en forma de corazón roto aboga por el fin de la violencia de género, en España. Una mujer paraguaya de nombre Mari Cruz fue asesinada hoy en Madrid, junto con su hija de 11 años. El principal sospechoso es su pareja, de nombre Fausto, quien se suicidó.
Un cartel en forma de corazón roto aboga por el fin de la violencia de género, en España. Una mujer paraguaya de nombre Mari Cruz fue asesinada hoy en Madrid, junto con su hija de 11 años. El principal sospechoso es su pareja, de nombre Fausto, quien se suicidó.

La casa donde se produjo un incendio advertido por los vecinos se encuentra en un camino de tierra que sale del km 38 de la autovía de Burgos (A1) en el camino del arroyo Cárdenas. El fuego se produjo en la cocina y en dos dormitorios, sin embargo, los cuerpos con herida de bala, estaban alejados del siniestro.

Se identificó a las víctimas como Mari Cruz M. M., su hija Isabel de 11 años y al presunto feminicida, de nombre Fausto.

Llamativamente la mujer no había presentado denuncias de malos tratos con anterioridad, y los vecinos afirmaron que formaban una pareja que tenía buena relación. La familia vivía en un chalé ubicado en el norte de la región madrileña.

Fausto trabajaba como chapista en un taller y su mujer Mari Cruz era empleada doméstica. Sus conocidos dicen que la mujer siempre estaba dispuesta a ayudar.

Hoy los compañeros de la niña notaron que había faltado sin avisar.

Pasadas las 5:30 de la tarde la jueza ordenó el levantamiento de los cadáveres para practicarles una autopsia, según informaron los periódicos españoles El Mundo y El País.

Otros casos que involucraron a compatriotas en España

Recordemos que una compatriota murió en 2019, Romina Celeste Núñez (25), quien desapareció el 1 de enero de dicho año y presuntamente fue asesinada por su marido en Lanzarote, en Islas Canarias. Una víctima confirmada de violencia machista, que dejó huérfanos a dos niños.

Lea también: Marido confesó muerte, según medios españoles

El año pasado en plena vía pública de Madrid fue víctima otra paraguaya, nota aparecida también en El País. Se identificó Esther Escobar Ríos (40), a quien un hombre le disparó. Su muerte dejó 4 hijas huérfanas.

Según la Delegación del Gobierno español para la Violencia de Género fueron 1.082 víctimas desde el 1 de enero de 2003. Y en la nota mencionan el efecto de la pandemia que ha significado el recrudecimiento de las agresiones hacia la mujer de parte de hombres.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05