Imputan por producción de documentos no auténticos a asesor jurídico y a directivo de Cooperativa Capiatá

La agente fiscal Carolina Martínez, titular de la Unidad Penal N° 1 de Capiatá, imputó al asesor jurídico de la Cooperativa Capiatá, Sixto Céspedes, y al exgerente de la misma y actual miembro del Consejo Contralor, Waldino Alfredo Chamorro Cortessi, por producción de documentos no auténticos. Según la Fiscalía, con el fin de no pagar al exabogado de la entidad y denunciante, habrían fraguado un contrato.

Conforme a la imputación fiscal, el abogado Sixto Céspedes, en un juicio de regulación de honorarios a favor del el abogado Fernando Cubas por los trabajos realizados en el expediente Cooperativa Capiatá, presentó un contrato de abril de 2008, pero con firma apócrifa. Así lo determinó una pericia caligráfica efectuado en dicho juicio, en el 2018 ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil de J. Augusto Saldívar.

La pericia caligráfica fue ordenada de oficio por el juez Roberto Saldívar, quien designó como perito calígrafo al Lic. Librado Ramón Sánchez, siendo su conclusión que la firma obrante en el supuesto contrato de trabajo no corresponde de puño y letra al abogado Fernando Cubas, por ser apócrifa. La Fiscalía solicitó la aplicación de medidas cautelares a los imputados, como la obligación de presentarse periódicamente al juzgado.

Igualmente, también se pidió la presentación de una caución real y la prohibición de acceso a los documentos que obran en el departamento de recursos humanos. La imputación fue presentada ante el juez penal de garantías de J. Augusto Saldívar, Dr. Leonardo Ledesma, quien deberá decidir sobre la aplicación de la medida cautelar.

La denuncia fue presentada por Cubas contra los directivos de la Cooperativa Capiatá Ltda., por hechos punibles contra la prueba documental de la que resultó víctima. Se espera que la investigación fiscal también verifique la responsabilidad de los directivos de la entidad financiera, pues al asesor jurídico alguien le habrá entregado el contrato fraguado.

El abogado Cubas, exasesor jurídico de la Cooperativa Capiatá, sostiene que nunca firmo el contrato de trabajo y tampoco ningún contrato de prestación de servicios profesionales con la entidad, por lo que mediante los juicios de regulación de honorarios profesionales reclama el pago de más de G. 3.000 millones a la cooperativa, teniendo a la fecha embargado judicialmente más de G. 900 millones en el Banco Continental.

Por su parte, los imputados se exponen a una pena de hasta cinco años de cárcel o multa.