Plantean recusación contra el juez Ovelar y juicio oral queda suspendido

La defensa del periodista Juan Carlos Lezcano y de la directora del diario ABC, Natalia Zuccolillo, planteó esta mañana una recusación y solicitó que el juez Elio Rubén Ovelar Frutos sea apartado de la causa planteada por la ex viceministra de Tributación Marta González y todos los procesos que involucren al diario ABC Color. Para esta mañana estaba fijado el inicio del juicio oral pero quedó suspendido.

Elio Ovelar, el cuestionado juez que sobreseyó definitivamente al diputado Núñez Salinas.
Elio Ovelar, el cuestionado juez que sobreseyó definitivamente al diputado Núñez Salinas.Archivo, ABC Color

Para las 8:00 estaba previsto el inicio del juicio oral y público por difamación y calumnia, pero el abogado Rodrigo Yódice planteó una recusación, solicitó la producción de nuevas pruebas y pidió que el juez Ovelar sea apartado del cargo por demostrada parcialidad.

La querellante, Marta González, se limitó a decir que existe temor para enfrentar un juicio oral y público, por lo cual se busca nuevamente suspender la audiencia. “Cualquier otra declaración la voy a dar en el juicio oral público, cuando tengan la valentía”, indicó.

Por su parte, el abogado Yódice manifestó que la valentía existe pero hay temor de tener a un juez penal “absolutamente parcialista”, que desde un principio actuó en ese sentido. “El temor está en el magistrado que tiene una dimensión subjetiva para interesarse en la causa”, argumentó.

Explicó que la imparcialidad se debe primero a que las declaraciones juradas del juez Ovelar están siendo objeto de control, tras publicaciones de la prensa, y actualmente está siendo investigado por enriquecimiento ilícito, aunque la causa está “durmiendo” en Delitos Económicos.

“Eso genera un temor en cuanto a la imparcialidad del magistrado, está demasiado claro. La conducta evidencia un interés inconmensurable en juzgar la causa porque evidentemente pretende ejercer un aleccionamiento a la libertad de prensa e información”, sentenció el abogado.

El mismo juez había señalado días atrás que se “siente atacado constantemente” por el diario ABC Color, mostrando así su imparcialidad para seguir con la causa contra el medio de prensa.

Por su parte, el periodista Juan Carlos Lezcano destacó que el magistrado ha demostrado parcialidad. No tiene otro motivo más que perseguir la libertad de prensa. Porque los hechos –denunciados por ABC- fueron corroborados como veraces por la Contraloría General de la República. “¿Qué difamación puede haber cuando estuvimos respaldados por documentos y dos órganos dicen que todo lo publicado fue corroborado como veraz? Es una lucha de la gente a la que le molesta la prensa libre y crítica”, enfatizó.

Hechos publicados fueron confirmados por Contrataciones y la Contraloría

Esta causa se inició tras la querella planteada por la ex viceministra de Tributación Marta González Ayala contra la directora de ABC Color, Natalia Zuccolillo, y el periodista Juan Carlos Lezcano, debido a publicaciones de cobros de multas, sobre Marangatu 2.0 y vínculos con proveedores.

La ex viceministra de Tributación exige un millonario resarcimiento y prisión para la directora y el periodista de ABC Color.

La querella avanzó en la justicia pese a que la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas confirmó los vínculos de la ex viceministra de la SET con el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), de cuya comisión directiva formaba parte en un proceso que terminó con la adjudicación de un millonario contrato.

El hecho también fue corroborado por un dictamen técnico de la Contraloría General de la República, que concluyó que el contrato de más de US$ 3 millones violó varios artículos de la ley de Contrataciones y el decreto reglamentario.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.