Nueva deuda será solo para Fogapy, señaló viceministro

El viceministro de Economía, Iván Haas, explicó que el proyecto de “Contingencia Económica y Social” planteado por el Ejecutivo, en el que solicitan más de US$ 350 millones para seguir asistiendo a sectores vulnerables, durante la pandemia, contempla una nueva deuda de solo US$ 25 millones que serán destinados al Fondo de Garantía del Paraguay (Fogapy) mientras que los demás recursos se obtendrían de reprogramaciones y de una “ayuda especial” otorgada por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Un total de 18 funcionarios incorporó el Ministerio de Hacienda para “reponer bajas” de años anteriores.
Fachada del Ministerio de Hacienda, en Asunción.Archivo, ABC Color

El Poder Ejecutivo pretende que el Congreso Nacional apruebe un proyecto de ley de “Contingencia Económica y Social” en el que solicita más de US$ 250 para seguir con los planes de asistencia por la pandemia del coronavirus.

Al respecto, el viceministro de Economía, Iván Haas, explicó que este nuevo pedido de recursos que se plantea al Parlamento está compuesto por varios componentes y que en mayor medida, buscaron que no sean necesarios la adquisición de nuevas deudas. “Esta ley toma en cuenta el pedido de no enviar más proyectos con deudas, se consideró esto”, señaló.

Haas explicó que unos US$ 250 millones contemplados en esta ley provendrán el FMI, de la capitalización mundial del fondo, es decir, parte del dinero aportado por los países miembros se vuelven a distribuir para ayudar contra la lucha contra la pandemia. Paraguay, considerando su participación accionaria, será beneficiario de esta ayuda por los US$ 250 millones.

“Este no es un crédito convencional”. indicó el viceministro y al mismo tiempo, comentó que se trata de una cifra que no se tiene que devolver y cuyo costo financiero al año es bajísimo”.

El segundo componente del fondo provendrá de reprogramaciones, donde se estima que estarán disponibles unos US$ 100 millones. “Esto ya está reprogramado del presupuesto ya vigente”. acotó.

Según apuntó se reprogramaron los gastos no urgentes, no necesarios y serán destinados a nuevas medidas económicas.

Por otra parte, comentó que se plantea una deuda nueva de US$ 25 millones que serán utilizados para capitalizar el Fogapy.

Conforme manifestó este dinero tendrá dos usos: el primero para asegurar algunos programas que ya están vigentes dentro del Presupuesto General del Gastos (US$ 262 millones). También se destinará a programas nuevos y está contemplado que se otorguen US$ 45 millones al Instituto de Previsión Social (IPS) para continuar con los pagos a suspendidos y otros. Se estipula además que se destinen US$ 10 millones para exoneración de servicios básicos, incluso a trabajadores independientes. “Es para ayudar a estos sectores que aún siguen golpeados que son; gastronómicos, hoteleros, servicios, turismos, en general”, detalló.

Lea más: Senado trata hoy US$ 365 millones más para planes