Lluvias dan buen inicio al año agrícola, pero temen un enero seco

Las lluvias registradas en la mayor parte de las zonas de producción granelera de la región Oriental dan buen inicio al año agrícola 2021/2022, con lo que se impulsará favorablemente la siembra de soja y demás rubros; pero, con el pronóstico de una débil “Niña”, se teme una sequía durante enero. Esto podría reducir los rendimientos globales, por lo que nuevamente se tendrá una zafra complicada, según las explicaciones realizadas por especialistas agrícolas, en la rueda de prensa del gremio Capeco.

Soja sembrada acertadamente en forma temprana, que está emergiendo impulsada por las recientes lluvias.
Soja sembrada acertadamente en forma temprana, que está emergiendo impulsada por las recientes lluvias.

Las últimas lluvias registradas en las zonas agrícolas de nuestro país están suavizando el déficit hídrico que se arrastra, constituyendo una suerte “de dulces” que regala “La Niña” (fenómeno relacionado con sequía) y que se repetirían durante octubre y noviembre; pero, en diciembre se produciría un quiebre y existe gran posibilidad de que se tenga un enero muy seco, según el pronóstico presentado por parte del especialista agroclimático internacional, Ing. Eduardo Sierra, en el foro convocado por la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).

Explicó que las lluvias pronosticadas para lo que resta de setiembre, en octubre y noviembre podrían alternarse con periodos de muy altas temperaturas, que causarían una elevada evapotranspiración del suelo, causando de igual manera déficit hídrico para los cultivos.

Al respecto, el experto agrícola de Capeco, Ing. Agr. Luis Cubilla, comentó que de acuerdo con los pronósticos climáticos, nuevamente la campaña agrícola se presenta muy complicada, porque con las recientes lluvias los productores de muchas zonas iniciarán la siembra masiva de la soja.

Cubilla dijo que el desafío es que los productores de cada zona adecuen sus momentos de siembra a los pronósticos específicos para cada región y así puedan hacerlo en la época más oportuna posible, buscando evitar el menor impacto probable de la sequía pronosticada para enero.

Con siembra directa se resiste más

Sin embargo, comentó que aquellos productores que tienen buena cobertura vegetal sobre sus parcelas, en el marco de la siembra directa que vienen implementando desde hace muchos años, tendrán menor impacto de la sequía, ya que disminuirán al mínimo la evapotranspiración de la humedad del suelo.

Aclaró que no será fácil esta campaña agrícola, pero que aquellos productores que ya sembraron con las recientes lluvias, al parecer acertaron el momento adecuado, porque la sequía de enero les tocaría ya en la época de cosecha, periodo en que la sequía es favorable.

El pronóstico realizado por el Ing. Eduardo Sierra indica que acorde a los modelos productivos, se tendría un febrero 2022 con lluvias, que sería favorable para el maíz zafriña del año venidero, rubro que hace dos periodos se encuentra impactada por las fuertes sequías que disminuyeron considerablemente la cosecha nacional.

En otro orden de cosas, durante la rueda de prensa realizada en forma virtual, el experto Sierra fue consultado sobre el pronóstico para los niveles de los ríos Paraguay y Paraná, y dio a entender que en base a los diferentes factores que intervienen, no se visualiza una recuperación de los niveles en el corto a mediano plazos, lo que seguirá afectando al sistema de navegación fluvial.