La ola de sicariato contra candidatos municipales genera terror en la gente

El sicariato y una ola de amedrentamientos contra candidatos a intendentes y concejales tiñen de sangre y temor las próximas elecciones municipales. Los últimos casos sucedieron en “zonas rojas” o fronterizas vinculadas posiblemente al crimen organizado.

ESCALADA DE VIOLENCIA Y SICARIATO EN ELECCIONES MUNICIPALES
ESCALADA DE VIOLENCIA Y SICARIATO EN ELECCIONES MUNICIPALESArchivo, ABC Color

La libertad que tienen los sicarios para moverse por el país sin que las fuerzas de seguridad puedan anticiparse a ellos ponen en serio riesgo la seguridad ciudadana. La escalada de atentados contra políticos y candidatos municipales llegó a un punto más preocupante en la noche del jueves, ya que hubo dos asesinatos simultáneos (ver el cuadro).

En Pedro Juan Caballero (Amambay), el candidato a concejal Néstor Echeverría, del Partido Unámonos, fue ultimado por desconocidos. Este fue el segundo atentado en contra de su vida después de presentar denuncias de corrupción contra el clan Acevedo. El primer ataque ocurrió en febrero de 2020.

En la misma noche, en Nueva Germania (San Pedro), un candidato a concejal por el Partido Demócrata Cristiano (PDC), Bartolomé Morel Gauto, fue eliminado por sicarios junto a un funcionario del Ministerio de Agricultura y Ganadería. La policía maneja la versión de que el atentado iba dirigido a Leonardo Saiz, exintendente de Nueva Germania (ANR, HC), líder del clan hegemónico local. Este distrito del departamento de San Pedro está marcado por los atentados. En el 2019, el primer intendente de Nueva Germania Teodoro Saiz Silvera (ANR), muy vinculado al narcotráfico en la zona, también fue asesinado por sicarios.

En Itakyry

También conmocionó al país el reciente homicidio de Carlos Aguilera (ANR), candidato a concejal de Itakyry (Alto Paraná). Fue el 20 de setiembre último. El principal sospechoso del crimen es el excandidato a intendente Luis Acosta Fonseca (Tekojoja).

En Nueva Esperanza (Canindeyú), el edil y precandidato colorado Marcos Roberto Lopes Dos Santos (exPDP) fue ultimado en abril último. El caso no fue aclarado.

Atentados y ataques

Los casos de violencia sin saldo fatal también están al orden del día en estas elecciones marcadas por novedades como la ley de Financiamiento político en internas, el desbloqueo de listas y máquinas de votación.

Hace unos días, en Caaguazú, fue incendiado el vehículo de la hermana del intendente saliente José “Papu” Ríos (PLRA) y la policía identificó a un menor de edad como autor “material”. En José Leandro Oviedo (Itapúa) la intendenta saliente Del Pilar Vázquez (PLRA) denuncia constantes amenazas de muerte, y en Juan de Mena (Cordillera) el candidato a intendente del PLRA, Fabio Díaz Mendoza, denunció un segundo ataque contra su casa.

En Bella Vista Norte (Amambay), en febrero último, la intendenta Mirkha Argüello (ANR) fue atacada a tiros junto a sus familiares, por sicarios, en una traumática noche. En Salto del Guairá (Canindeyú), en mayo último Juan Acosta Llano, candidato a concejal por la lista 800, fue detenido bajo sospechas de haber participado como apoyo logístico en un intento de homicidio.

Las elecciones se llevarán a cabo este 10 de octubre en 261 distritos. Hay 4.644.536 electores habilitados.

Velázquez pide más seguridad

El vicepresidente y aspirante a la Presidencia, Hugo Velázquez, dijo que pedirá a la Policía mayor protección para los candidatos y la ciudadanía. “Es preocupante y vamos a poner mucho más el ojo en ese tipo de cosas y protegerles a todos los candidatos”, dijo.

“Eso lo vamos a hablar ya con el comandante de la Policía y con toda la fuerza de seguridad. Brindarles seguridad no solo a los candidatos, sino a toda la ciudadanía”, aseveró ayer en diálogo con medios de prensa.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.