Gato siamés: cómo cuidar al felino más antiguo de la historia

El gato siamés es, junto al persa, uno de los felinos más antiguos y conocidos mundialmente. Su origen se encuentra en el sudeste asiático, concretamente en Siam, que hoy pertenece a Tailandia. Allí, el siamés era venerado como gato de templo.

Los gatos siameses son originarios de Tailandia, antiguo Siam, allí el siamés era venerado como gato de templo.
Los gatos siameses son originarios de Tailandia, antiguo Siam, allí el siamés era venerado como gato de templo.

Los gatos siameses son originarios de Tailandia, antiguo Siam, dice el Dr. Sergio Dacak, médico veterinario. Al mismo tiempo agrega que los siameses son conocidos por el color crema en la zona circundante de sus garras, así como el color chocolate de su cola, bozales, piernas; lo más característico es el color de sus ojos, azules con forma de almendra.

La coloración de las áreas oscuras no sucede enseguida, sino tan solo algunas semanas después del nacimiento. El resto del pelo es de color blanco o tonos crema. Esta raza tiene un pelaje muy corto, fino, brillante, sedoso y pegado al cuerpo y, además, apenas posee manto inferior.

El peso

Cuando alcanzan la edad adulta, las hembras pesan entre 3 y 4 kg y los machos, entre 4 y 5 kg.

No requieren de muchos cuidados

Gracias a su pelaje corto, los siameses no requieren cuidados complicados. Es suficiente con cepillar su pelo de vez en cuando para retirar los pelos sueltos. Debido a que su capa inferior de pelo es prácticamente inexistente, los lugares fríos y húmedos no son sus preferidos.

Poseen un alto nivel de inteligencia

Ellos poseen un alto nivel de inteligencia, por lo que se vuelven ideales para domesticarlos y tenerlos como mascotas por la agilidad y buen comportamiento que demuestran. Aprenden pronto su sitio de dormir, la arena para ir al baño junto a otras normas esenciales. A veces se dice en broma que los siameses son los perros entre los gatos.

El comentario deriva del hecho de que esta raza es muy apegada y se deja adiestrar por los humanos hasta cierto nivel. Sin embargo, estos gatos solo aprenden cuanto quieren, y no dudarán en sacar las uñas a quien intente enseñarles algo con violencia.

Es muy afectuoso

El siamés es un gato afectuoso que necesita que su propietario se entregue totalmente a él, al igual que él se entrega totalmente a su propietario. Su propietario debe ser cariñoso y encontrar el momento para jugar con él.

Buscan llamar la atención

Los gatos siameses tienen voces que varios propietarios pueden encontrar simpáticos o irritantes. Cuando los gatos quieren llamar la atención, entre ellos llaman con un grito bajo, fuerte, que algunos propietarios y sus vecinos pueden encontrar molesto.

Enfermedades

Las enfermedades del gato siamés del tipo congénitas o hereditarias (se desarrollan durante su vida por cuestiones de genética) son:

- El estrabismo.

- Otitis.

- Sordera.

- Desórdenes de conducta (miedo, agresividad, nerviosismo).

- Urolitiasis (formación de piedras o cálculos en la vejiga).

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.