Defensoría del Pueblo recauda millones, pero Objeción de Conciencia no tiene ni una oficina

La Defensoría del Pueblo ya recaudó más de G. 1.700 millones de “contribución” de objetores de conciencia entre el 2020 y 2021. Además, en 2019 recibió Fonacide para fortalecer esta política pública. Empero, la dependencia Objeción de Conciencia ayer se quedó sin oficina.

Documentos embolsados. Ayer, funcionarios de la dirección de Objeción de Conciencia se preparaban para mudarse, pero nadie pudo decir a dónde iban.
Documentos embolsados. Ayer, funcionarios de la dirección de Objeción de Conciencia se preparaban para mudarse, pero nadie pudo decir a dónde iban.ARCENIO ACUÑA

La Dirección General de Objeción de Conciencia de la Defensoría Pública compartía hasta ayer parte del edificio de la Dirección General de Verdad, Justicia y Reparación; sobre Presidente Franco entre Nuestra Señora y Chile.

Atendiendo que el contrato de alquiler del edificio venció, ayer los funcionarios públicos de ambas dependencias recibieron la orden de prepararse para una mudanza a otro lugar, sólo que no les dijeron a dónde. Fuentes señalaron que a la Defensoría ya se le pidió que se retire del inmueble.

¿A dónde se muda Objeción de Conciencia?

Sin embargo, en la página web de Contrataciones Públicas no consta ningún llamado a licitación ni proceso de contratación para locación de inmuebles durante este 2021, desconociéndose el destino, tanto de la dependencia de Objeción de Conciencia como de la dirección de Verdad, Justicia y Reparación, que tiene a su cargo el acervo documental compilado por la Comisión de Verdad y Justicia.

Si bien llamamos al defensor del Pueblo, Miguel Godoy (quien ahora terna de nuevo para el cargo), a la administradora, Idalia Escurra, y a la directora de Operaciones de Objeción de Conciencia, Graciela Aymar Vargas, ninguno de ellos atendió los insistentes llamados ni respondió los mensajes de texto que se consignaron.

De este modo, si bien, según el Ministerio de Hacienda la Defensoría del Pueblo recaudó G. 1.783.588.112 en concepto de “contribución” de objetores de conciencia entre enero de 2020 y agosto de 2021, en plena pandemia; ahora no tiene ni una sede la dependencia destinada a atender a los jóvenes que buscan otra opción al Servicio Militar Obligatorio (SMO).

Miguel Godoy había dicho, sin embargo, que lo recaudado era “a los efectos de que esa política pública se ponga en marcha”. Como ejemplo, afirmó que “se gasta en lo que serían fotocopiadoras, las máquinas para hacer los carnet, en funcionamiento de la institución, alquiler, muebles, etcétera”.

Usaron Fonacide para autos y oficina de Objeción de Conciencia

Sin embargo, exactamente para esos mismos fines, en 2019 la Defensoría del Pueblo recibió de Fonacide poco más de G. 1.209 millones, con los cuales compró impresoras de tarjetas plásticas, fotocopiadoras, computadoras de escritorio y muebles de oficina, además de dos automóviles sedan y una camioneta cerrada de la marca Kia.

Pese a los vehículos comprados para la dirección de Objeción de Conciencia, El defensor Miguel Godoy había afirmado, sin embargo, que entre 2020 y 2021 los funcionarios sólo viajaron en busca de objetores de conciencia a algunas colonias menonitas, a pedido de una asociación, pero que no hubo ningún otro viaje realizado a otras zonas del país.

Según alegó la Defensoría del Pueblo en una nota a Pablo Seitz, director de Contrataciones Públicas, el dinero de Fonacide debía ser empleado “para cumplir con los 47.000 objetores de conciencia en todo el país, por lo que se debe mejorar la infraestructura y los equipos de transporte de la Defensoría del Pueblo.”

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.