Ramón González D. fue condenado a 15 años de cárcel y su hijo, a cinco

En un fallo histórico, Ramón González Daher fue condenado a 15 años de cárcel por usura, lavado de dinero y declaración falsa, mientras su hijo Fernando González Karjallo fue sentenciado a 5 años de penitenciaría por lavado de dinero. Además se ordenó el comiso de más de G. 240.554 millones y 11.711.917 dólares. La sentencia fue divulgada por el Tribunal de Sentencia presidido por Claudia Criscioni e integrado por Yolanda Morel y Yolanda Portillo.

Ramón González Daher, condenado a 15 años de cárcel.
Ramón González Daher, condenado a 15 años de cárcel.gentileza

Tras casi dos horas que tomó la lectura de la sentencia, el Tribunal consideró grave lo realizado por Ramón González Daher por lo cual lo condenó a 15 año de pena privativa de libertad. En tanto, su hijo Fernando González Karjallo recibió 5 años de cárcel.

Además los magistrados ordenaron el comiso de más de G. 240.554 millones y 11.711.917 dólares.

La jueza Claudia Criscioni pidió disculpas a las 156 víctimas de Ramón González Daher y su hijo porque el sistema judicial también colaboró en el esquema de usura de los ahora condenados y pidió a la Fiscalía investigar a todos los funcionarios del Ministerio Público y del Poder Judicial que estuvieron involucrados en el caso.

Para el colegiado el fiscal Osmar Legal, de la Unidad Especializada en Delitos Económicos y Anticorrupción (UDEA), probó en el juicio oral que Ramón González Daher otorgó préstamos con intereses excesivo a varias personas, quienes al momento de retirar el crédito ya debían entregar al ahora condenado un cheque con el monto de la primera cuota.

El Ministerio Público probó además que la usura fue la única fuente de ingresos del ex dirigente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, quien junto a su hijo Fernando González Karjallo entre los años 2013 y 2018 movieron a través de la usura la sideral suma de G. 6.539.895.697.879.

Cuando las víctimas no podían pagar las deudas, Ramón González Daher les hostigaba hasta conseguir cobrar más intereses sobre los intereses ya establecidos. De esta forma no solo ahogaba toda posibilidad de pago, convirtiendo el crédito en “una bola de nieve”, sino que utilizó los cheques para presentar alrededor de 500 denuncias ante el Ministerio Público, presentándose como supuesta víctima de estafa.

Atendiendo esta situación el Tribunal de Sentencia condenó a Ramón González Daher por denuncia falsa, ya que tanto el fiscal Osmar Legal como la querella adhesiva demostraron que presentó varias denuncias por supuesta estafa, con un mismo tenor, en contra de las víctimas de usura, logrando así despojarlas de sus bienes.

Mediante los testimonios del propio querellante adhesivo Julio Adolfo Mendoza Yampey y otros testigos, como el escribano Ramón Zubizarreta Zaputovich, el abogado Federico Campos López Moreira, el juez Luis Benítez, los empresarios Armindo Vera Ferrer y Edemilson Antonio de Lima, y Tania Villalba Dickel, quedó demostrado que varias empresas terminaron quebradas o al borde del quiebre, porque ya no tenían la capacidad de pagar los altísimos porcentajes de intereses que imponía el clan usurero.

A través de los mensajes y grabaciones exhibidos durante la etapa probatoria se demostró que Ramón González Daher utilizó a fiscales y jueces, la mayoría de ellos de la ciudad de Luque, para extorsionar a las víctimas de usura. Al respecto, en su declaración en el juicio el escribano Ramón Zubizarreta afirmó que “sin ningún tipo de compostura el Poder Judicial y el Ministerio Público entraban a operar como agentes de cobranzas de Ramón González Daher”.

En cuanto al hecho punible de lavado de dinero el Tribunal de Sentencia concluyó que los acusados mintieron al sistema financiero, ya que disimularon la procedencia de los grandes montos de dinero depositados en sus cuentas bancarias, tanto en guaraníes como en dólares, haciéndolo pasar como ganancias por las actividades de alquileres y venta de inmuebles, cuando en realidad eran frutos de la usura.

En ese sentido la fiscalía logró probar que ninguno de los acusados tenía el ánimo de que la actividad de préstamos sea controlada y mucho menos formalizada, teniendo en cuenta que la pericia contable que realizó el perito del Ministerio Público, Lic. Javier González, no encontró otros documentos que demuestren que al menos buscaron formalizar el negocio de los préstamos y estaba inscritos en la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad) como sujetos obligados por el rubro inmobiliario.

Este juicio se inició el 11 de octubre pasado y tanto el Ministerio Público como la querella solicitaron condenas de 15 años de pena privativa de libertad para González Daher y de 7 años y 5 meses para González Karjallo. Esta mañana, en ocasión de dirigirse al Tribunal, ni el expresidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol ni su hijo atinaron a pedir perdón, más bien se “auto alabaron” en un discurso que describía una realidad muy distante a la relatada por sus víctimas, para concluir sus exposiciones con un pedido de “justicia” y “clemencia”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.