Depende de los niños erradicar el dengue

El ministro de Salud, Antonio Arbo, reconoció que existe una resistencia de los adultos al cambio de conducta para evitar la propagación del dengue, por lo que indicó que en los niños está la esperanza.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VVNNXUQC5JFANHC2NWEI4ALFT4.jpg

Desde que el dengue se convirtió en endémico en el Paraguay, se realizaron campañas informativas y de comunicación en diferentes plataformas como los medios de televisión, prensa escrita, radios y hasta a través de mensajes vía celulares; sin embargo, la inconsciencia continúa.

Sobre esta situación fue consultado el ministro de Salud, Antonio Arbo, quien reconoció que existe una resistencia de la población adulta al cambio de conducta, razón por la cual decidieron depositar las esperanzas en los niños, incluyendo en la agenda escolar la lucha contra el dengue.

“El año pasado se instaló el programa 'Vigilantes escolares' con el Ministerio de Educación y Cultura, y se volvió a instalar este año, y es una tarea que se debe continuar la introducción del dengue en el programa de educación, y serán los niños y niñas los que enseñarán qué hay que hacer para evitar la proliferanción del dengue y será una actitud permanente”, señaló el ministro en el programa Tribuna Pública de la TV Pública.

La autoridad señaló que se mantuvieron reuniones con comisiones vecinales en las cuales se logró la incorporación de muchas familias en la lucha contra el dengue, aunque no todas han respondido favorablemente

“Se hizo reuniones con las comisiones vecinales de varias ciudades y muchas familias se han incorporado, pero suelo decir por qué no todos han respondido, y si fuese así el Vaticano se hubiese cerrado hace años”, ironizó.

De las 70 manzanas que tiene Asunción, en 54 ya se realizaron fumigaciones, siendo el barrio San Pablo el más fumigado. En dicha zona, personal del Ministerio de Salud ingresó este año cerca de 40 veces.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.