Indígenas se autosustentan y exportan sus productos

Con cultivos de yerba, tomate y mandioca buscan que los indígenas generen sus ingresos y en algunos casos inclusive exporten sus productos. Se trata de un proyecto con el cual se logró que el 30% de las comunidades indígenas se autosustenten.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/BCTROLOWOZBCFH3XCSGFD6KMTQ.jpg

La comunidad indígena de Kuetuvy, en Canindeyú, prepara un paquete de exportación a los Estados Unidos que supera las 15 toneladas de yerba mate, que beneficiará a más de 60 familias. Con este grupo se está trabajando desde hace varios años y la producción se hace bajo monte, de forma sostenible, con 48 hectáreas.

Esto ha sido gracias al apoyo brindado por el Programa de Desarrollo Rural Sostenible del Ministerio de Agricultura en la construcción de un secadero para completar el proceso de calidad y el trabajo conjunto con la empresa Guayaki SRL.

El programa trabaja en base a dos componentes: el primero, el relacionado al campesino, y el segundo, a los indígenas, también denominado estrategia indígena. Actualmente, se trabaja con comunidades indígenas de Concepción, San Pedro, Canindeyú, Caazapá y Caaguazú.

PUBLICIDAD

En tanto que la producción de tomate se desarrolla en una zona conflictiva del país, debido a la presencia del EPP, en Concepción y San Pedro. Allí se encuentran el pueblo Ache, el pueblo Mbya y Ava Guaraní, los Mbya y Pai Tavytera.

Otros rubros agrícolas producidos por estos pueblos son la mandioca y en poca cantidad el azúcar.

Las comunidades como Kuetuvy (Canindeyú) o en Vy’apave (Azotey) ya llegan a comercializar la yerba mate o el tomate respectivamente.

No solo se brinda asistencia técnica a los nativos, sino que además se busca paliar necesidades básicas, como agua y luz, o vivienda. Para que de esta manera el desarrollo sea integral. 

El Ministerio de Desarrollo Social a través del programa Tekoporã tiene entre sus beneficiarios a pueblos indígenas. Según datos proveídos por la cartera estatal, se tienen asistidas a unas 26.599 familias.

Mientras en el programa Tenondera, que son las familias que han salido del programa Tekoporã y están para emprender un proyecto que les ayude a la autosostenibilidad, ya fueron beneficiadas más de 9650 familias que se dedican a la producción bovina, 6488 a la producción agrícola, 3857 a la producción porcina, 1866 han abierto despensas, 1856 comercio específico, y otro porcentaje menor en diversos rubros, entre agrícola, hortícola, ganado menor y servicios.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD