Solidaridad ciudadana con los afectados por inundaciones

SAN PEDRO. La población sampedrana una vez más demuestra una gran respuesta solidaria, esta vez a favor de los afectados por las inundaciones en el distrito de Puerto Antequera.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XYYYFNMKNRFO7PV3NOL3AAINJY.jpg

El distrito de Puerto Antequera, distante unos 15 km de San Pedro de Ycuamandyyú, se encuentra situado a orillas del río Paraguay, cuenta con 7.000 habitantes, y su principal la actividad económica es la pesca. 

La ciudad declarada en emergencia por la riada que inundó casas y mantiene aisladas a comunidades rurales. Además, la mortandad de peces, con el desagradable olor resultante del río Paraguay, afectó a toda la población.

La ayuda estatal llegó a la zona, pero no en la cantidad necesaria. Se visualizó una escasa presencia del Ministerio de Salud para asistir a los afectados, por lo que los comunicadores de la zona, con la Comuna y las fuerza vivas, se unieron en la campaña solidaria denominada "Ñepytyvõ". 

PUBLICIDAD

De esta manera, se logró la reacción favorable de los pequeños productores rurales que entregaron sus productos agrícolas como apoyo. La Junta de Saneamiento de San Pedro de Ycuamandyyú dotó de agua potable a la población en los momentos críticos.

Asimismo, las Fuerzas Armadas, los comerciantes, el sector público y privado, instituciones educativas ayudaron ante la situación y realizaron una campaña de colecta de víveres y ropas.

Además, los colonos menonitas de Río Verde, distrito de Santa Rosa del Aguaray, llegaron en grupo con un importante lote de víveres y carne. Por su parte, en representación de la Rural regional San Pedro, ganaderos extendieron su mano solidaria con importante aportes.

La juventud y ciudadanía, en general, siguen acercando su aporte en la base de operaciones que monta la Comuna en el mirador Km. 1, ubicado en el acceso a la ciudad, donde forman una especie de almacén social y asisten a los más necesitados.

Actualmente, el río ya no expide el olor desagradable de días anteriores ni registra mortandad de peces, pero el nivel del agua sigue siendo preocupante. La actividad pesquera es escasa, y los habitantes ribereños aguardan el descenso del río.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD