Una “falta administrativa”

El senador Víctor Bogado negó delito alguno en el caso que le atribuyen, conocido como “niñera de oro”. Sostuvo que se “inventó una historia” y que se intenta criminalizar “una falta administrativa”.

Durante el receso de la audiencia preliminar, Bogado aseguró que nunca eludió a la justicia y que fue el primero de los acusados en esta causa en someterse a una audiencia preliminar, pero que en aquella oportunidad se cometieron “errores garrafales”.

A su criterio, “se criminalizó una falta administrativa”, lo que permitió que su niñera Gabriela Quintana percibiera doble salario: en la Cámara de Diputados y en Itaipú Binacional.

PUBLICIDAD

“Ahora hay que cuidarse de las fotos”, exclamó Bogado. Sostuvo que este caso se inició durante el cumpleaños de uno de sus hijos. “Había más de 15 funcionarios de Diputados, porque yo era presidente de la Cámara de Diputados. Ella (Gabriela) era una más de los funcionarios que estaban en el cumpleaños”, dijo.

A su criterio, “no hay crimen, no hay delito” en la doble remuneración que percibió Quintana. “Si yo hubiera hablado con el presidente de Itaipú, no hubiera pasado esto. Se le pagó dos meses de sueldo a una persona que no era funcionaria de Itaipú”, expuso.

Bogado, Gabriela Quintana y el ex jefe de gabinete de la Cámara de Diputados Miguel Ángel Pérez están acusados por cobro indebido de honorarios y estafa, y podrían enfrentar juicio oral y público.

La defensa de los tres acusados solicitó el sobreseimiento definitivo. Todo se resolverá una vez que se reanude la audiencia preliminar.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD