Cabezas huecas

A juzgar por las patéticas propuestas de los cientos de candidatos a concejales que se postulan para las municipales (internas y generales), en Salto del Guairá nos espera otro lustro de estancamiento y atraso. Prometen lo mismo de siempre: empedrado, asfaltado, plazas, becas y cestas básicas. Otro más patético aún dijo en los últimos días que ayuda a la gente a fraccionar su factura de la ANDE.

De hecho que la infraestructura vial, aulas y las obras públicas en general son necesarias y responsabilidad del municipio. Sin embargo, al menos en esta ciudad se tiene la suerte de contar con recursos asegurados para esos menesteres, gracias a la ley de resarcimiento, royalties y Fonacide. Son casi 10 millones de dólares anuales que, a pesar del mal uso de estos fondos por los administradores de turno, viene haciendo la diferencia en infraestructura vial y turística.

Por tanto, las autoridades municipales presentes y futuras deben dedicarse a ser gestores de empresas y cazadores de inversionistas cada día de los 5 años que duran sus mandatos. Las cuestiones básicas del servicio municipal deben encargarse a técnicos serios que distribuirán los recursos equitativamente de acuerdo a las necesidades a ser priorizadas.

El gran dilema de Salto es su presente y su futuro económico. El comercio fronterizo, que bien o mal hoy sigue siendo su sustento, está en agonía permanente y antes que termine de sucumbir, se debe encontrar o construir un nuevo pilar económico para la ciudad.

Y lo que más a mano se tiene en ese sentido son las empresas brasileñas que tienen interés de venir a maquilar en Paraguay. Un empresario local demostró que sí es posible traer esa clase inversionista. Una sola empresa de pequeño porte está dando 50 empleos directos y ya empezó a exportar.

Por tanto, en vez de gastar su precioso tiempo y el de la gente en patéticas y reiterativas promesas electoralistas, las futuras autoridades deberían desde ya presentar propuestas de desarrollo comercial e industrial y trabajar con el sector privado para traer fuente de trabajo, y todos los beneficios que represente una industria.

Lo que menos necesita una ciudad como Salto del Guairá son concejales o intendente haraganes como los de ahora, que de tan incapaces ni siquiera pueden invertir correctamente los recursos que generosamente el Estado les provee.

rduarte@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.