Los humedales de Ñeembucú

Los humedales del Ñeembucú, hasta hace unos años, eran paisajes cautivantes que enamoraban a propios y extraños. Actualmente, gran parte de esas maravillas fueron convertidas en arrozales mecanizados, enormes canalizaciones y terraplén, con los que fueron reemplazados los hábitat de cientos de animales silvestres y se perjudicó a los pobladores de la zona.

Cargando...

Los humedales de Ñeembucú fueron declarados “De interés ambiental nacional” por Resolución N° 1076/11 de la ex Secretaría del Ambiente, ahora Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades). El documento señala que los Humedales del Ñeembucú son parte del Sistema de Humedales del Valle Central de la cuenca del Plata, el mayor sistema de humedales del planeta, responsable de la regulación de los caudales de los ríos Paraguay y Paraná, de la mitigación de los impactos de la seguía y de las inundaciones, de la producción de agua dulce de alta calidad, de la producción de alimentos sanos para millones de personas.

Los llamados productores no respetan la resolución y sin contemplación arrasaron lo que alguna vez fue la reserva natural más importante de agua dulce del país. En los distritos de Villa Oliva, Villa Franca y Tacuaras se pueden ver extensos cultivos de arrozales.

Ahora, en época de cosecha, también se pueden observar cómo los enormes camiones de cargas destruyen el asfaltado de la nueva ruta PY19 y de la PY04 al circular con sobrepeso.

Si no se frena el atropello a los humedales y si el medioambiente sigue siendo afectado por la agricultura mecanizada sin consideración por la sostenibilidad, es probable que experimentemos una serie de consecuencias negativas, como la pérdida de biodiversidad, la degradación del suelo, la disminución de la calidad del agua y la alteración de los ciclos naturales del ecosistema. Los humedales desempeñan un papel crucial en la mitigación de desastres naturales, como inundaciones y sequías, por lo que su destrucción podría aumentar el riesgo de eventos extremos, además de impactar negativamente en la seguridad alimentaria, la salud humana y el bienestar general de los ecosistemas y las comunidades que dependen de ellas.

Los pobladores de esta zona piden a gritos que las autoridades nacionales escuchen sus reclamos y que implementen de manera urgente prácticas de manejo sostenible de las riquezas naturales, de la tierra y de los recursos hídricos. En este caso, la restauración y conservación de los humedales mediante la declaración de áreas protegidas y la promoción de prácticas de gestión integrada del agua.

edgar.vazquez@abc.com.py

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...