Clan Rotela sigue demostrando su poder a autoridades del Gobierno

Desde el Ministerio de Justicia dicen que controlan los penales, pero otra es la realidad, pues semanas atrás un joven, que sería afin al Clan Rotela y está procesado por el crimen de un policía ocurrido en zona de Cateura, fue enviado a Tacumbú desde el Centro Educativo de Itauguá (CEI), tras amenazar al director de este último recinto con atacar a un familiar si no accedía a su pedido.

Momento en que el policía recibía el disparo en la cabeza, desde atrás, captado por una cámara.
Momento en que el policía recibía el disparo en la cabeza, desde atrás, captado por una cámara.ABC Color

Cargando...

El pasado 27 de agosto, a las 18:00, fue asesinado el suboficial inspector Benito Javier Báez Figueredo con un disparo en la cabeza, ante los ojos de su familia y tras haber visto un encuentro deportivo del que participó su sobrina en la cancha “Siembra”, ubicada cerca del vertedero de Cateura.

A través de la pesquisa fue sindicado un joven de 17 años como autor del crimen. De hecho, este fue entregado a la justicia por su madre, el 30 de agosto. Luego fue imputado por homicidio doloso por el fiscal Marcial Machado, y el juez penal de Adolescencia Matías Garcete dictó su prisión en el Centro Educativo de Itauguá (CEI).

En ese lapso de tiempo, se registró en Lambaré el feminicidio de Katia Monserrat Brítez Torres. Por ese caso fue procesado Osvaldo Luis Zaracho Fernández, quien fue remitido a la Penitenciaría Regional de Emboscada para cumplir la medida de prisión preventiva.

En este punto, es preciso señalar que el imputado por feminicidio Osvaldo Zaracho es hijo de Osvaldo Daniel Zaracho, director del Centro Educativo de Itauguá, recinto al que precisamente fue enviado el adolescente, sospechoso de matar al agente de policía.

Joven exigió supuestamente bajo amenazas ir a Tacumbú

Según información brindada por fuentes judiciales, el adolescente alcanzó la mayoría de edad (18 años), días después de ingresar al CEI. Luego protagonizó una serie de incidentes e incluso habría amenazado con lastimar al hijo del director del CEI, preso en Emboscada, si no lo trasladaba a Tacumbú. ocurre que en principio iba a trasladar al joven a la cárcel de Emboscada y al tener conocimiento de esa información, supuestamente profirió esa amenaza.

El muchacho –que pertenece al clan Ledesma que a pesar de contar con una estructura propia responde al Clan Rotela– fue trasladado a Tacumbú por disposición del director Osvaldo Zaracho, quien presuntametne ante el temor accedió a su exigencia.

Juez autorizó traslado, bajo condición de resguardo

Consultamos sobre el caso al juez penal de Adolescencia Matías Garcete, quien expuso que el traslado del joven, desde el CEI a la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, se dio en los primeros días del mes de noviembre.

Garcete dijo que recibió una nota del director de Itauguá pidiendo autorización para trasladar al joven, ya que es adulto. Sin embargo, el juez solicitó mayores informes sobre el caso y desde el CEI respondieron que además, era por una cuestión de acercamiento familiar.

En ese sentido, “providencié, autorizando para que puedan hacer el traslado siempre y cuando resguarden su integridad física, pues si bien es un adulto, su proceso se inició y continúa bajo el régimen especial del sistema penal adolescente”, señaló.

“Días después, me informó el director que se le envió a Tacumbú. Igualmente, desde ahí tiene que hacer su seguimiento con nuestros técnicos multidisciplinarios, cuyos informes se valoran al final del proceso para una rehabilitación”, agregó el juez Matías Garcete.

Barchini buscó culpables

Tras el motín del 10 de octubre en Tacumbú, liderado por Armando Rotela, el ministro de Justicia, Ángel Ramón Barchini, culpó a la prensa de haber provocado ese hecho y se jactó de que tenía controladas las cárceles del país, pese a ceder al chantaje de Rotela, de reabrir la sobrepoblada Tacumbú para recibir a más presos del grupo.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...