Video: “Macho” y sicarios obligaron a policías a liberar vehículo retenido en dudoso control

Un grupo de sicarios, liderado por el prófugo y condenado por homicidio, Santiago Acosta, alias Macho, fue el que con armas largas obligó a agentes del departamento de automotores de la Policía Nacional a liberar un vehículo retenido en un dudoso operativo en Potrero del Carmen, Guairá, según indicó el comandante de la Policía Nacional, Carlos Benitez.

Felipe Santiago Acosta Riveros, alias Macho (en círculo), fumando marihuana, cuando supuestamente negociaba con indígenas el alquiler de sus tierras ancestrales para plantar marihuana.
Felipe Santiago Acosta Riveros, alias Macho (en círculo), fumando marihuana, cuando supuestamente negociaba con indígenas el alquiler de sus tierras ancestrales para plantar marihuana.

Cargando...

Entre 20 y 25 sicarios con armas largas obligaron a agentes del departamento de control de automotores de la Policía Nacional de Coronel Oviedo a liberar un vehículo retenido en Potrero del Carmen, Independencia, departamento del Guairá, según confirmó en conferencia de prensa el comandante de la Policía Nacional, Carlos Benítez.

“Una vez que intentaban proceder a la identificación real de las personas, al origen del vehículo y de la placa, fue el momento en que llegaron como 3 o 4 vehículos más y bajaron entre 20 a 25 personas armadas, la mayoría tenía armas largas. El personal policial decidió retirarse del sitio ante las amenazas de que se venían situaciones violentas que podían costar la vida a estos oficiales. Obligaron al personal policial a liberar el vehículo que estaba siendo controlado en ese instante con una amenaza de que si no lo hacían, ellos iban a empezar a disparar sus armas”, afirmó Benítez.

Agregó que de acuerdo a los datos preliminares conseguidos, quien estaba liderando el grupo sería Santiago Acosta, alias macho, prófugo de la justicia por una condena por asesinato que estaba operando en la zona de Canindeyú.

Motivos del porqué sicarios estaban en Guairá

Según el comandante, son tres las hipótesis de la Policía Nacional sobre el traslado que estaba realizando el grupo de sicarios desde Canindeyú hasta Guairá.

La primera hipótesis sería por un fortalecimiento de la Policía Nacional en el departamento de Canindeyú, lo que habría obligado al grupo criminal a trasladarse hasta Guairá. Otra hipótesis, atendiendo que portaban armas largas y se transportaban en varios vehículos, la mayoría tipo SUV y cuatro por cuatro, los sicarios estarían por asestar un golpe o un asalto a entidades financieras. La tercera teoría sería la intención de concretar un hecho punible hacia alguno de los residentes extranjeros que viven en la zona de Guairá.

“Hemos puesto rápidamente a disposición al personal táctico y técnico para realizar las tareas de relevamiento de datos. Como medida primaria, inmediata, dispusimos que una buena cantidad de personal táctico con armas largas, también personal técnico que ayuda a la investigación, y el personal de prevención, pueda desplazarse rápidamente hacia el departamento de Guairá”, indicó.

Investigan dudoso control policial

Ante los cuestionamientos sobre el operativo policial, Carlos Benítez confirmó que asuntos internos abrió una investigación, luego de que el comisario Julio Maldonado, del Departamento de Investigación de Hechos Punibles de Guairá, dijera que desde la dirección policial del cuarto departamento, a cargo del Crio. Gral. Osval Lesme, no se ordenó ningún procedimiento.

“El personal del departamento de control de automotores tiene una base central en Asunción y para que ellos puedan operar en el interior, abarcan varios departamentos hacia el interior del país. Trabajan en base a un plan de operaciones y se desenvuelven en la zona conforme a los requerimientos”, alegó.

Agregó que cuando los sicarios se retiraron del lugar, el personal se percató de que el dispositivo micrófono de la radio policial fue desprendido por los criminales y que los agentes no tenían cobertura de la red de telefonía celular en la zona, por lo que no pudieron comunicar el hecho inmediatamente, según le informaron los afectados que están plenamente identificados.

Operativo no fue comunicado

El comandante afirmó en la conferencia de prensa de que no hubo una comunicación oficial del operativo policial, por eso el director de policía informó que no tenía noticias de ningún incidente que podía afectar al personal policial.

“Es por eso también que hemos iniciado una investigación de manera inmediata, de tal manera de conocer los pormenores de porque eso no fue informado en su momento de manera oportuna”, indicó. Sin embargo, alegó que se trataba de un control de rutina.

Por su parte, el comisario Ramón Escobar, director de control de automotores, dijo que para cada servicio sale una nota semanal que comunica el traslado de personal. Indicó que realizan controles aleatorios en la zona de Guairá, teniendo en cuenta que los vehículos robados en el área de Asunción y Central se ubican en esa zona, según evidencia con la que cuentan.

“En este caso específico es una nota general que se notifica no sobre el operativo específico. El trabajo que tiene la regional de Caaguazú tiene la posibilidad de revisar tanto en la zona de Caaguazú, Villarrica, y Caazapá, es por ello que el personal estuvo en la zona de Villarrica en ese horario”, refirió.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...