Extitular de la ANDE cuestiona ciertos requisitos para la venta de bloques de potencia

El expresidente de la empresa estatal, Ing. Pedro Ferreira, cuestionó algunos requisitos dados a conocer el año pasado para la venta de los 1000 MW en bloques de potencia, como por ejemplo las grandes inversiones que exigen a las empresas y el corto plazo que otorgarán para los contratos, cuyo tope es el año 2028.

A principios de marzo se puso en servicio el primer banco de transformadores de potencia 500/220 kV de 600 MVA y sus componentes, en  la subestación Yguazú.
A principios de marzo se puso en servicio el primer banco de transformadores de potencia 500/220 kV de 600 MVA y sus componentes, en la subestación Yguazú.

Cargando...

La ANDE no logra aún salir al mercado a ofrecer los 1000 MW en bloques de potencia en extra alta tensión (500 kV) por cuestiones burocráticas con el Banco Central del Paraguay (BCP), que no responde a las consultas realizadas por la empresa estatal para avanzar con su proyecto.

Mientras tanto, el tiempo corre, considerando que en su pliego de bases y condiciones, la ANDE puso como tope que los contratos que se realicen para la venta de tres bloques de potencia, de 400 MW, y dos de 300 MW, deberán ser solo hasta finales del 2028.

Al respecto, el expresidente de la ANDE, el Ing. Pedro Ferreira, señaló que a la ANDE le imposibilitará la venta de los bloques, por lo menos al muy corto plazo, la exigencia de que deba ser en extra alta tensión (500 kV) y que el inversionista deba encargarse de la infraestructura necesaria.

En 500 kV nadie va a conseguir rápido un transformador. Los transformadores de 500 kV, en 220 kV o en 23 kV tardan años en construirse y la ANDE ya tiene los transformadores. No es algo que la ANDE necesite, si acaba de comprarlos y están ya ahí, ya llegaron, están colocados, no en funcionamiento pero sí en la subestación de Yguazú”, manifestó.

Por ello, el experto cuestionó que la ANDE pretenda que las empresas hagan una gran inversión en nuevos transformadores de 500 kV, que son carísimos, si la ANDE ya tiene estos equipos. Dijo además que en los primeros tiempos, no va a utilizar toda la potencia instalada que tiene en 500 kV.

“Me parece que la ANDE debería, si realmente el objetivo es vender los bloques, decir: yo ya tengo esta infraestructura, para qué voy a encarecerle al que me va a ofrecer un precio”, expresó.

Agregó que al contrario, la institución tiene que tratar de hacer las reglas de manera en que le puedan pagar lo máximo posible.

Corto plazo

Acerca del plazo, el Ing. Ferreira añadió que al ser el contrato solo hasta diciembre del 2028, es corto innecesariamente. “Si la ANDE ve, de acuerdo a todas las proyecciones, que al menos tiene 10 años, en los cuales esa potencia no va a usar, entonces no veo por qué tan corto es el plazo; por qué son solo cinco años y se les exige hacer una gran inversión”, apuntó.

Asimismo, el extitular de la ANDE mencionó que si lo que se quiere cubrir es que las empresas que vengan a consumir esos bloques de potencia no generen una indisponibilidad de electricidad para los clientes paraguayos, entonces es cuestión de poner las condiciones en la mesa.

Precio

Para fijar el precio por la potencia, la ANDE deberá ser muy creativa, sobre todo porque hasta la fecha no sabe cuánto le costará la energía de Itaipú, que sigue sin tarifa para este año.

“Si se le da el gusto al Brasil y baja el precio de Itaipú al nivel de costo, la ANDE puede decir: yo ya tengo quien me va a comprar, no van a llevar ellos (Brasil) por ese costo, y ya tenés gatillado quién te va a comprar”, comentó como opción el Ing. Ferreira.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...