El primer camino real de Asunción

La primera ruta de la expansión colonial que tuvo la Villa de la Asunción fue el Camino Real a Tapuá. En tiempos de Carlos A. López se llamó Calle de los Arroyos y desde 1926 Avda. Artigas. Fue un eje vital en todos los tiempos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4X5MLF44SND25HGC6QISF7OUV4.jpg

Cuando los conquistadores y colonizadores se abrieron paso hacia el norte del Fuerte de Nuestra Señora de la Asunción siguieron un camino que los llevaba a Tapuá, hoy Limpio. Era muy utilizado –refiere Luis Verón–, pues llevaba a las chacras de los principales vecinos de la ciudad.

Nacía en la Loma Cabará y, siguiendo un recorrido casi paralelo a la Bahía de Asunción, luego se dirigía hacia Ybyrai (Trinidad) siguiendo el actual trazado de la vía férrea. Su destino final era Capilla Duarte, en Arroyos y Esteros.

Surcado de arenales y manantiales el Camino Real a Tapuá fue muy importante y transitado desde sus inicios. Su primer nombre oficial fue Calle de los Arroyos, nominación dispuesta por Don Carlos A. López el 1 de abril de 1849. En la descripción se alude a la calle “que sale para el mercado de ganado, en el departamento Norte de la Recoleta”.

El departamento norte de la Recoleta llegaba hasta el río rodeando la casa fuerte y el “mercado de ganado” era el barrio Tablada Nueva. Por lo tanto, en tiempos coloniales la arteria fue escenario de carretas que transportaba todo tipo de productos y también interminables tropas de ganado.

PUBLICIDAD

Luego la Calle de los Arroyos pasó a llamarse Venezuela por Ordenanza N° 44 del 10 de octubre de 1892. Finalmente, por Ordenanza N° 1860 del 8 de mayo de 1926, toma su nombre actual de Avda. Artigas, desde General Santos hasta el Jardín Botánico, en homenaje al prócer uruguayo, refiere Osvaldo Kallsen. Sin embargo, por decreto municipal del 8 de junio de 1940 se dispuso extender el nombre de Artigas hasta la Avda. España.

Con el avance de la urbanización la Avda. Artigas se convirtió en un importante eje comercial e industrial de la ciudad de Asunción, además de ser el acceso norte al Centro. Esto hizo que el flujo del tránsito actual llegue a unos 40.000 vehículos por día (20.000 en cada sentido).

Su importancia quedó más que probada cuando hace un mes, el pasado 15 de julio, colapsó el puente ubicado sobre el arroyo Mburicao. La marea vehicular se abrió paso por otros lugares y empeoró el caos vehicular. Mañana se aguardan la reapertura del puente y el tránsito normal por Artigas.

pgomez@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD