Pretenden que a través de Itaipú todos paguemos el robo de US$ 176 millones

El titular del sindicato mayoritario de Itaipú confirmó ayer nuestras sospechas: pelearán para que todos paguemos los 176 millones de dólares vaciados de la Caja de Jubilados (Cajubi). El titular de la Steibi confirmó además que las inversiones se realizaban en el mercado negro buscando atraer mayores ganancias.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4UG5LRFPQBBQ5BZRYRKIH6MEYI.jpg

“Responsabilizamos a Itaipú de todas las pérdidas en el extranjero”, dijo ayer el titular de la Steibi a radio Primero de Marzo. El gremio mayoritario de la hidroeléctrica no se había pronunciado hasta ahora; de hecho, su representante actual ante el Consejo, Luis Vergara, protestó por nota ante Cajubi por haber realizado la denuncia nominada ante fiscalía y pidió un informe detallado acerca del porqué y cómo se había decidido esa denuncia, así como las contrataciones de los abogados.

“Itaipú tiene que hacerse responsable y reponer ese dinero de los jubilados y activos”, dijo el líder sindical. Garay adelantó que peleará para que Itaipú se haga cargo de todas las pérdidas generadas por los exdirectivos de Itaipú. “Le exigimos al director de Itaipú que nos reponga ese dinero saqueado. Es el responsable porque ellos designaron a la mayoría de los consejeros”, reclamó. El sindicalista recordó que por Ley 1371 los directores de Itaipú son quienes nombran la mayoría calificada de la caja. “Nosotros y los jubilados tenemos dos representantes, somos minoría, contra cuatro o cinco”, acotó.

Serias responsabilidades

PUBLICIDAD

Lo que Garay “olvidó” recordar es que uno de los últimos consejeros fue Rafael González Mir, extitular de la Steibi. González Mir ha estado en la Cajubi, y como consejero titular fue uno de los que el 29 de octubre del 2009 autorizaron (no firmó) la contratación de “Managed Portfolio” (la empresa del guatemalteco Eduardo García Obregón, vinculado a por lo menos unos 64 millones de dólares desviados de la caja). Esta empresa fue contratada en el 2009 para supuestamente recuperar los fondos desviados sin tener en cuenta que él mismo y sus empresas están vinculados a los más de 60 millones de dólares.

La historia es peor aún. En noviembre de 2009 dos jubilados tomaron conocimiento de que una auditoría ya adelantaba los primeros hechos punibles del vaciamiento. Fue entonces que Adelio Aquino y Julio Ruiz denunciaron ante la fiscalía la existencia de indicios de hechos punibles. Ante la denuncia, lejos de investigar más exhaustivamente, los entonces consejeros decidieron pedirle plata a Carlos Mateo Balmelli para defenderse ante la justicia. Lograron una autorización de G. 850 millones, y uno de los que pidieron este dinero fue el entonces consejero González Mir, extitular de la Steibi.

El Steibi, el sindicato más combativo en la lucha contra la corrupción según la tradición de Itaipú, guardó silencio hasta ayer, que lo quebró para decir que será el pueblo paraguayo, a través de Itaipú, quien deberá cubrir el gigantesco agujero negro.

PUBLICIDAD

Caben las preguntas: ¿qué hicieron cuando saltaron las primeras denuncias? ¿Ahondaron la investigación y acudieron a la Fiscalía General? ¿O actuaron corporativamente para defender a su colega sindicalista? ¿Qué hicieron desde el 2009, cuando tomaron conocimiento de lo que pasaba, hasta ahora? Han pasado tres años... y el Steibi por primera vez no es el que denuncia sino el que calla.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD