Colonia: una travesía al pasado

Colonia del Sacramento, conocida coloquialmente como Colonia, es una encantadora ciudad ubicada en Uruguay, a orillas del Río de la Plata. Con su arquitectura colonial y calles empedradas, Colonia ha sido designada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, lo que la convierte en un destino turístico popular para aquellos que desean sumergirse en la historia y la belleza de Uruguay.

Vista del Río de la Plata desde lo alto de el Faro de Colonia, Uruguay.
Vista del Río de la Plata desde lo alto de el Faro de Colonia, Uruguay.Marta Escurra 30-05-2023

Cargando...

Colonia del Sacramento fue fundada en 1680 por los portugueses y ha sido testigo de influencias españolas, portuguesas y británicas a lo largo de los años. Esta mezcla de culturas se refleja en la arquitectura de la ciudad, donde se pueden encontrar casas coloniales, iglesias antiguas y fortificaciones históricas.

Un mágico portal da entrada a la Ciudadela, que conserva aires del pasado. Al caminar por las calles de Colonia, uno puede imaginar fácilmente cómo era la vida en el pasado mientras admira los numerosos edificios históricos y monumentos que salpican el paisaje urbano.

Una parada obligada es el barrio Histórico, donde se encuentra la famosa Calle de los Suspiros, una pintoresca calle empedrada llena de nostalgia y aire histórico. También se puede visitar el Faro de Colonia para disfrutar de impresionantes vistas panorámicas de la ciudad y el Río de la Plata.

Un faro de finales del siglo XIX

Ubicado en el extremo sur de la península de Colonia, este histórico faro ofrece a los visitantes una vista panorámica impresionante de la ciudad y sus alrededores. El Faro de Colonia del Sacramento fue construido en 1857 por el ingeniero George Washington Wynne.

Su objetivo principal era guiar a los barcos que navegaban por el Río de la Plata y ayudar a evitar naufragios en la zona. Durante muchos años, el faro funcionó con una lámpara de aceite y un sistema de espejos para aumentar su alcance lumínico. En 1996, el faro fue declarado Monumento Histórico Nacional por su importancia cultural y arquitectónica para la ciudad de Colonia del Sacramento.

El Faro de Colonia del Sacramento tiene un diseño arquitectónico único que combina elementos neoclásicos y neogóticos. Su estructura principal está construida con ladrillos y cemento, y cuenta con una torre de 26 m de altura. La torre tiene una escalera de caracol de 118 escalones que permite a los visitantes subir hasta la plataforma de observación.

En la parte superior se encuentra la linterna del faro, que originalmente funcionaba con una lámpara de aceite y un sistema de espejos, pero que ahora utiliza una lámpara eléctrica para emitir su característico destello luminoso.

Puerta de la Ciudadela

La Ciudadela de Colonia era una fortificación defensiva destinada a proteger la ciudad de los ataques de posibles invasores. La Puerta de la Ciudadela era la entrada principal al recinto amurallado y se convirtió en un símbolo de la ciudad durante siglos.

La Puerta de la Ciudadela presenta un diseño arquitectónico que combina elementos portugueses y españoles. La fachada de la puerta está revestida en piedra y se complementa con una hermosa arcada coronada por el escudo de armas de Portugal.

Esta combinación de estilos refleja la rica historia de la región, que fue disputada entre portugueses y españoles durante muchos años. Además de la puerta en sí, los visitantes también pueden explorar el resto de la ciudadela, que alberga museos, iglesias y hermosos jardines, todo ello rodeado de hermosas vistas al río.

Otro punto de inmersión en la historia es el Museo Portugués y el Museo Municipal, que albergan una increíble cantidad de artefactos y exhibiciones relacionadas con la historia de Colonia. Para los aficionados al aire libre también hay numerosos parques y plazas como la Plaza Mayor y el Parque Ferrando. También se puede disfrutar de un paseo en bicicleta por los hermosos paisajes naturales que rodean la ciudad.

La Calle de los Suspiros es otro de los lugares populares de la ciudad en la que también se pueden disfrutar de idílicos atardeceres en los que la atmósfera envuelve con una luz dorada y cálida que resalta la belleza de las construcciones antiguas.

Las calles empedradas se iluminan con los últimos rayos de sol, creando un ambiente romántico y encantador. Además, el reflejo del sol en el Río de la Plata crea un espectáculo de colores y luces instagrameables para la posteridad.

En este contexto se pueden realizar caminatas, cruceros por el Río de la Plata, merendar o cenar al aire libre. Asimismo, Colonia del Sacramento ofrece una amplia variedad de opciones gastronómicas para satisfacer todos los paladares.

Los restaurantes y cafeterías sirven una deliciosa comida uruguaya, con platos como el asado, el chivito y el mate, acompañados de excelentes vinos producidos en la región. En cuanto al alojamiento, Colonia cuenta con numerosas opciones, desde pequeños hoteles boutique hasta resorts de lujo.

Muchos de estos establecimientos están ubicados en el barrio Histórico, lo que permite disfrutar de la arquitectura colonial y la tranquilidad de la ciudad durante tu estancia. Colonia del Sacramento se encuentra a aproximadamente dos horas en ferry desde Buenos Aires, Argentina.

También se puede llegar volando al Aeropuerto Internacional de Carrasco en Montevideo y luego tomar un autobús o un taxi hasta Colonia, lo que lleva alrededor de dos horas de viaje. Esta ciudad es un lugar para volver y redescubrir siempre en sus callejuelas tesoros que la historia ha sabido conservar para el deleite de sus visitantes. Una travesía al pasado que muestra nuestras raíces sudamericanas y la intrincada membrana cultural que nos hace únicos.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...