Inicios comerciales del cultivo del Ka'a he'ê

Si bien, el cultivo del Ka'a he'ê fue descubierto por el sabio Santiago Moisés Bertoni y clasificado por el Dr. Ovidio Rebaudi, habrá que mencionar el importante aporte de quien fuera su pionero en el cultivo, el señor Ángel González Aranda. A continuación, un homenaje póstumo, por su contribución al fomento de la noble especie autóctona.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/2EBHPMQFY5BRHCSVKCC54YC6VQ.jpg

Cargando...

Desde el descubrimiento del Ka'a he'ê en 1899, el interés hacia la especie dulce fue creciendo por los enormes beneficios medicinales y endulzantes que poseía. No obstante, informaciones erróneas acerca de la planta, la llevaron a permanecer entre las sombras por un largo periodo. Recién en 1940 proseguirían los trabajos de investigación entorno a ella. En este nuevo ciclo, la primera interesada en explotar las bondades del Ka'ahe'ê fue una multinacional estadounidense, no obstante, al poco tiempo desistió de la iniciativa por no conocer los métodos de multiplicación.

EN BUSCA DEL ORO VERDE

En 1960, Luis Enrique de Gásperi, un reconocido empresario, contrató a Ángel González Aranda como administrador general de su empresa agroindustrial con la misión específica de encontrar, mediante la colaboración de los indígenas, una planta viva de Ka'ahe'ê. Esto se debía a que en los Estados Unidos se dio a conocer una resolución que informaba que los edulcorantes con ciclamato de sodio producían cáncer; entonces, se emplazaba por 10 años a los industriales para reemplazar el mencionado ingrediente.

Todas las investigaciones de la época mencionaban que el Ka'ahe'ê de Paraguay era la única planta silvestre que podía reemplazar al ciclamato en todos los aspectos.

Sin embargo, como no había mucho incentivo y era muy lento el desarrollo del cultivo, hubo gente que quiso lograr una disposición legislativa, a fin de apoyar y salvaguardar el origen de la planta.

“Con esta intención se elevó un proyecto de ley ante el Congreso, que fue aprobado en diputados y senadores, pero cuando fue elevado para su promulgación, en la plenaria, el presidente de la misma dijo: No, porque aunque esto resulta muy interesante, es extemporáneo. Esto va a ser como cualquier otra ley, la promulgaremos y se echará a perder. Entonces, creo que mejor será que la archivemos y esperemos el momento oportuno para estudiarla de nuevo”, comentaba años atrás González Aranda. 

Así fue que el proyecto de ley, que favorecía a este cultivo, quedó archivado en 1969 y al siguiente mes, ingleses, japoneses, coreanos, alemanes y americanos ya acampaban en el país para juntar algunas plantitas y aprovecharlas en sus países.

MULTIPLICACIÓN

Ángel González Aranda, en 1962, descubrió por casualidadcómo lograr la multiplicación del Ka'a he'ê, según mencionaba en una publicación de ABC Rural del año 2003. Actualmente, de una planta madre se pueden obtener directamente de entre 40 a 50 mil plantitas, mientras que por meristemas, la obtención de mudas asciende a millones. Otros sistemas de multiplicación se dan por medio de la flor o la división de raíces. González Aranda, ya se preocupaba en aquel tiempo de la falta de concienciación para el consumo de la especie. “Nosotros debemos consumir aproximadamente 5 millones de kilos de hojas, solo por necesidad. Si no se puede por el costo, y se desea abaratar el producto, la gente puede plantar en su terreno y consumirlo directamente de ahí”, decía uno de sus comentarios.

CAPACIDAD PRODUCTIVA

González también explicaba que, de acuerdo a la planificación, era factible producir 3000 ha y abastecer a una pequeña industria, aunque faltaba inversión. Era necesario contratar técnicos, hacer ensayos y pruebas, además de entablar una relación sería con el gobierno para el apoyo al sector. “Se tiene que negociar a nivel de gobierno con Estados Unidos y Japón, porque el primero debe dar la visa para exportar la producción, mientras que el segundo tiene la tecnología de la producción, industrialización y comercialización.

“Nosotros debemos contar en el país por lo menos con 10 mil hectáreas cultivadas, para poder figurar como referente productor. Nosotros tenemos la preferencia porque somos país de origen”, refería González ya en el 2003. MERCADO “Cuando el mercado potencial de Estados Unidos se abra, ni aunque cultivemos tres veces más la extensión total de nuestro país no podríamos cubrir ni siquiera la demanda de ese país solo, y el mundo está necesitado de Ka'a he'ê. De 15 a 20% aumenta anualmente en el mundo la cantidad de personas con hipertensión, obesidad y diabetes, enfermedades que se pueden prevenir y tratar con los derivados del Ka'a he'ê”, comentaba. Acotó que para producir plantines no es necesaria demasiada inversión, pero sí para contar con una planta industrializadora. “El Plan Nacional era indispensable para que nuestro país pudiera hacer una planificación política de la administración de los recursos agropecuarios.

 

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...