La comunicación oral (1)

Entre la argumentación y la persuasión (1)

La comunicación oral.
La comunicación oral.ABC Color

Cargando...

Argumentar y persuadir son dos estrategias que empleamos a menudo en la comunicación oral. Una de las formas efectivas de hacerlo son las charlas. Todos hemos recordado alguna vez una charla que causó impacto en nuestras vidas, ya sea de un docente, una personalidad, etc.

Al parecer, nuestro cerebro está programado para disfrutar de cualquier relato porque influyen directamente en nuestras emociones, nos conectan con los demás humanos. Uno de los formatos más conocidos y persuasivos de este nuevo tiempo son las charlas Technology, Entertainment and Design (TED). Una organización sin ánimo de lucro que difunde ideas de manera eficaz y fácil de entender, y que se ha extendido a la educación.

En estos números aprenderemos de ellos algunas estrategias esenciales para conectar con la audiencia.

1. ¿Cómo organizan sus historias los charlistas de TED?

El gran éxito de estas charlas no tiene una causa fortuita. Todo se prepara con mucha meticulosidad. El resultado es fruto de un guion organizado, aprendizaje de memoria, mucha práctica, y algunos recursos externos de apoyo. Todos en consonancia para lograr la emoción o la persuasión.

Para identificar esas estrategias, y luego poder utilizar nosotros también en nuestras presentaciones orales, vamos a escuchar y leer en este número una charla.

2. Escucha la charla de una joven participante del Programa Clubes TED Educación que nos habla de cómo nos comportamos ante las otras personas y cómo influye la forma en que esperan que nos comportemos.

- Opción 1: Ver todos juntos a través de un proyector en la clase.

- Opción 2: Cada uno mira en su celular.

Enlace: https://www.youtube.com/watch?v=1Xzx1PnlFZY

3. Lee la primera parte de la transcripción de la charla.

¿Somos diferentes ante la mirada de los otros? | Chiara Fischer | TEDxBariloche

Hace poco, pensando en mi grupo de compañeros se me vino la imagen de una cosa, un lugar en donde siento que muchas veces nos refugiamos. Algo así como un caparazón de tortuga. Entonces quise saber algo más y me puse a investigar.

¿Cómo está conformado? ¿Para qué sirve? ¿Cuál es el motivo de generar un caparazón?

Leí que está construido por placas cubiertas de escamas que le dan dureza y rigidez, y al ser parte de su esqueleto se va desarrollando y va creciendo al mismo tiempo que el animal.

Este caparazón le sirve como un escudo para protegerse de lo exterior, de cada cosa que suceda por afuera.

Esto me hace pensar que los adolescentes también generamos una especie de escudo, de caparazón de tortuga. Que es muy difícil de traspasar, que muy pocas personas conocen en su interior de verdad.

¿Será que actuamos diferente adentro que afuera de nuestro caparazón? ¿O solo actuamos como creemos que las otras personas están esperando que actuemos?

Una vez leí una frase de una psicóloga argentina, Beatriz Janin. Ella, entre otras cosas, decía:

«La estructuración psíquica de un niño se da en relación con los otros que le devuelven como un espejo una imagen de sí».

Entonces pensé: ¿Será que a los adolescentes también nos pasa? ¿Será que estamos siendo espejo de lo que esperan los demás de nosotros?

Les voy a contar una historia.

Hace algunos años trabajé de profesora de esquí con niños. Empezó siendo un juego que terminó transformándose en parte de mi vida, de mis intereses.

Cada momento que comparto con ellos me hace conocer mil historias diferentes, y siempre estoy dispuesta a escuchar con qué historias me sorprenden cada día.

Hace dos años conocí una nena. Ella el primer día llegó acompañada de su mamá y su papá a la puerta del club. Su papá, en una mano traía los esquíes, el casco y las botas en una enorme bolsa, y a su hija del otro lado.

Lo primero que nos dijeron fue que ella era terrible, que se portaba mal, que siempre hacía lo que quería y que nunca hacía caso. Y concluyeron: «Es un desastre».

A lo largo de nuestro primer día de esquí notamos que quizás su familia había exagerado un poco. Esa nena no nos parecía ningún desastre, ni tan terrible. O quizás era porque todavía no nos conocía lo suficiente.

Cada día y cada tarde de esquí notábamos lo bien que la pasaba, cómo se divertía con todo lo que la rodeaba y toda la onda que la ponía al aprender.

( )________ (la transcripción continuará en el siguiente número)

Transcripción realizada por Agustina Giampaoli Revisor: Anna Sobota

Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=1Xzx1PnlFZY

4. Análisis interpretativo:

a. ¿Cómo comienza? ¿Qué elemento común para la audiencia aprovecha para instalar un concepto?

b. ¿Cómo se relaciona esa primera parte con el resto de la charla?

c. ¿Por qué utiliza una frase de Beatriz Janin? ¿Qué aporta este recurso al sentido de su charla?

d. ¿Para qué cuenta una historia? ¿Cómo se relaciona la historia con su planteamiento inicial?

e. ¿Qué elementos o recursos crees que contribuyen para que se recuerde fácilmente lo que dice Chiara?

f. Si tuvieses que ponerle un eslogan como mensaje ¿Cuál sería?

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...