Capital humano

Para el éxito de cualquier emprendimiento empresarial, educativo o emprendedurismo, el capital humano es la clave. El bienestar emocional y físico de cada persona en ese ámbito es la piedra angular. Al respecto, la Lic. Paola Alarcón Cardozo (44), sicóloga organizacional, nos brinda detalles.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VILJ5YUEA5BMNM6IF2NAS7BED4.jpg

Cargando...

Comenzar el año con nuevos desafíos o pensando en dar un aire fresco a los proyectos es algo positivo. Por ello dentro de la planificación es fundamental pensar de qué manera se pueden optimizar los recursos cuando hablamos del capital humano. La sicología laboral –sostiene la especialista Paola Alarcón– es una gran herramienta para lograr esos objetivos. Ella parte de la teoría de que los enfoques deben ser integrales y no concentrarse solamente en lo que respecta al trabajo. También, el entorno familiar y social juega un papel importante. Ella misma aplica esta premisa dentro de su modo de trabajo, ya que es importante que las personas se sientan realizadas y apoyadas, para que, al mismo tiempo, puedan ayudar a otros.

¿Qué es la sicología laboral? Se trata de una rama de la sicología que analiza la conducta de los seres humanos dentro de una empresa o institución y durante el desarrollo de un trabajo. También se la conoce como sicología del trabajo o sicología organizacional. Busca conocer, describir, evaluar y diagnosticar diferentes aspectos de la empresa u organización.

Aunque suene obvio, ¿cuál es el campo específico de acción de esta especialidad? El interés está puesto en el comportamiento de las personas en el ámbito laboral, teniendo en cuenta diversos enfoques (sociales, grupales e individuales). Se busca el bienestar emocional y físico de las personas a la hora de realizar su trabajo.

¿De qué manera beneficia a las organizaciones? Mejora el balance de los resultados mediante la resolución de problemas que pueden afectar la productividad, el crecimiento, la capacidad de resolución de problemas, además de la predisposición y actitud de quienes ocupan puestos laborales.

¿Cómo se establecen las dinámicas? Se trabaja con todos los colaboradores de la empresa, se preocupa de la actividad concreta de cada uno y se aplican diferentes herramientas de trabajo de acuerdo a la actividad que realiza dentro de la empresa, siempre dependiendo del objetivo que se quiera alcanzar.

¿Cómo está el Paraguay en términos de la aplicación de esta disciplina en las empresas nacionales? En la mayoría de las empresas del Paraguay, la gestión del talento todavía pasa por ser una cuestión meramente administrativa. Si bien ha avanzado mucho en los últimos años, queda un largo camino por recorrer. En un estudio realizado recientemente a 137 empresas paraguayas, tan solo el 24 % reconoce que el rol primordial es el desarrollo del talento humano. Este se logra mediante la incorporación de profesionales calificados en la rama en la que me encuentro trabajando actualmente.

Algunos especialistas sostienen que lo racional no es suficiente para impulsar la motivación, ¿cuáles son las claves para potenciar esto? Ciertos factores a tener en cuenta para potenciar la motivación de un colaborador son, en primer término, la adecuación al puesto: no solo importa que conozca todo lo relacionado a su puesto de trabajo, sino, también, que le guste lo que hace; otro punto a tener en cuenta es el buen clima laboral e integración: promover una buena integración de los nuevos colaboradores y buscar que se sientan a gusto desde el primer momento. Metas y objetivos: que la empresa y el colaborador tengan objetivos personales y de equipos bien claros. El salario: es la forma –aunque no única– de valorar a un colaborador. Beneficios y premios: pequeñas sorpresas son las que alegran y aumentan la motivación, como día libre por cumpleaños, reconocimiento a la labor desarrollada, etc.

¿Qué otras cosas son importantes? Mejorar las condiciones de trabajo: contar con los elementos necesarios y una buena infraestructura ayudan a estar motivado. Formación: contribuir con la formación y capacitación del colaborador aumenta sus competencias. Comunicación: es importante que los colaboradores se sientan escuchados y sepan que se les tiene en cuenta para contribuir en decisiones y mejoras dentro de la empresa u organización. Todavía somos una sociedad que le confiere muy poca importancia a la cuestión sicológica aplicada al ámbito del trabajo. ¿Cuáles son los pasos para que las empresas y, en suma, la sociedad entiendan esto? El talento humano o capital humano es el elemento más importante que posee toda empresa u organización; por esa razón se debe tener presente el bienestar de los mismos para lograr una mayor rentabilidad, además de recurrir a profesionales sicólogos con énfasis en sicología laboral u organizacional, para la realización de un correcto diagnóstico y asesoramiento sobre la situación y apertura necesaria, de modo de implementar las recomendaciones y sugerencias recibidas, lo que harán que la empresa u organización sea productiva y rentable.

La tecnología ha sido de gran manera el vehículo en el cual se han producido grandes cambios de paradigmas en el desarrollo de ciertas competencias laborales. Con este escenario, ¿son más importantes las horas que uno permanece dentro de la oficina o la efectividad y el trabajo bien hecho, en especial las carreras que requieren mayor inversión de la creatividad? Lo que se necesita es que exista compromiso por parte del colaborador, que se ponga retos y metas cortas a cubrir a corto plazo. Se sabe que lo que más interesa es la productividad de cualquier rango laboral; además, se tiene la idea de que entre mayor tiempo se le dedique al trabajo, más resultados se obtendrá. Sin embargo, esto no siempre es así, pues se puede trabajar una jornada de 8 h o más y no obtener buenos resultados. No obstante, jornadas cortas y bien planificadas logran mayores beneficios.

¿Cómo se trabaja el hecho de la readaptación o de cambios estructurales en una empresa que busca cambiar los paradigmas y formas de trabajar (fusiones, cambios de directiva, etc.)? Los procesos de transformación deberían empezar por comunicar, educar y sensibilizar al colaborador del mal impacto de algunos paradigmas, y crear las condiciones para el cambio. Comunicar los beneficios que traerán los nuevos paradigmas para que cada colaborador sepa hacia dónde ir y qué es lo que tiene que hacer. Un buen plan estratégico y una buena comunicación son factores importantes a la hora de cambiar.

¿Podría dar cinco puntos para mejorar la efectividad? Entusiasmo: sentir entusiasmo por lo que uno hace es fundamental para conseguir un buen rendimiento. Actitud positiva e inteligencia emocional: manejar las emociones en el trabajo es muy importante, demostrar tener control sobre el trabajo realizado y las emociones ayudan al trabajo en equipo. Establecer metas, organización y manejo de tiempo: proponerse metas aumenta el rendimiento, así como saber cómo y en cuánto tiempo se podrá realizar. Manejar las interrupciones: cuando una tarea necesita concentración, es importante reducir al máximo las interrupciones. Comunicación: cómo uno se comunica con los demás, la amabilidad y buena convivencia en el trabajo ayudan a mejorar el rendimiento laboral.

La constante actualización y capacitación por parte del sicólogo es de suma importancia para asesorar a las empresas. Los tiempos cambian, nuevas modalidades y herramientas se incorporan día a día al trabajo, y es responsabilidad de uno como profesional acompañar esos cambios y no improvisar.

Texto mescurra@abc.com.py

Fotos Silvio Rojas, pixabay, gentileza

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...