Dermatología: Cuidados de la piel en el invierno

Cuidar la piel de los estragos del sol en verano es una costumbre instalada. Pero lo que muchos desconocen es que también deben tener cuidados durante el invierno. A pesar de que algunas personas crean que durante los meses de frío la piel no necesita tantos recaudos, esto no es así. La Dra. especialista en dermatología Lorena Pefaur nos brinda consejos.

Es importante mantener bien hidratada a la piel, sobretodo en días fríos. Foto: Pixabay.
Es importante mantener bien hidratada a la piel, sobretodo en días fríos. Foto: Pixabay.Pixabay

Cargando...

La piel es el órgano más grande del cuerpo y está compuesta en un 70% de agua. Además actúa como una barrera de protección ante cualquier cambio y su función, entre otras cosas, es proteger al resto del organismo de los cambios ocurridos en el exterior.

Factores que afectan a la piel

Según la especialista, los factores asociados al invierno que afectan de forma negativa a la piel son el frío, la escasa humedad ambiental, el calor seco de las calefacciones, el uso de agua muy caliente para el baño, los cambios bruscos de temperatura y otros.

Con el invierno, la piel es más vulnerable. Se vuelve pálida debido a que los vaso capilares se contraen. La irrigación disminuye y como consecuencia, hay menos oxígeno y nutrientes para las células, lo que retarda el recambio y se acumulan las células muertas, dando un aspecto opaco. Asimismo, la piel pierde agua y hay menor secreción sebácea, lo que se traduce en que esté más seca, arrugada, descamada y fisurada. Si la exposición al frío se mantiene sin los cuidados necesarios, la piel se vuelve sensible y fácilmente irritable e inflamada.

“El frío puede además propiciar la aparición de ciertas enfermedades o empeorar algunas existentes. Por ejemplo, la dermatitis atópica, un problema muy común de la piel, empeora considerablemente en invierno, se caracteriza por una piel seca e inflamada, con picor intenso. Estos síntomas provocan que, sobre todo, los niños estén nerviosos y sufran alteraciones del sueño, lo que afecta a su calidad de vida y a la de su familia. Por tanto en estos casos, se insiste en la importancia de la consulta anticipada con el médico dermatólogo para seguir todas las recomendaciones y evitar complicaciones” mencionó Pefaur.

Enfermedades cuya aparición están directamente relacionadas con el frío intenso:

- Los Sabañones (lesiones inflamatorias localizadas en las manos).

- La Enfermedad de Raynaud (palidez y frialdad en las extremidades).

- La urticaria por el frío (habones o ampollas que causan un gran picor) y otras.

Los tratamientos

Así también existen tratamientos que se aprovechan para realizar en el invierno ya que existe menos exposición solar y mayor tolerancia a los protectores solares como los tratamientos con láser, luz pulsada intensa así como los peelings químicos, ya sea para tratar manchas o cicatrices.

Medidas generales

Para evitar, o atenuar estas afecciones durante el invierno se recomiendan: baños cortos, de preferencia ducha (no bañera), una vez al día, agua no caliente, jabones cremosos o syndet (sin detergentes). Tampoco utilizar esponjas corporales y secarse sin frotar la piel. Colocar humectantes y emolientes a la noche luego del baño y las veces que sean necesarias durante el día. No usar prendas ajustadas; de preferencia las prendas deben ser de algodón. Por otra parte, no olvidar el uso de protector solar de forma diaria, de amplio espectro (contra radiación UVA/UVB) con factor de protección solar 30 para arriba y reaplicar según el grado de exposición solar. Lo más importante es consultar con un médico dermatólogo certificado por la Sociedad Paraguaya de Dermatología ante cualquier duda.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...