Estos alimentos pueden ayudarte a mejorar la piel de tu rostro

Ya sea que sufras de piel grasa, o seca, o sufras de acné, hiperpigmentación y otros problemas de la piel, una dieta adecuada paria ayudarte.

Kiwi.
Kiwi.Shutterstock

Cargando...

Nuestra piel es también el reflejo de nuestra salud. Una piel sin rojeces, bien hidratada y con elasticidad refleja una correcta alimentación, en la que no faltan las vitaminas y los minerales adecuados. Pero no siempre es fácil lograr esa piel deseada: el paso del tiempo, el sol, el viento, los cambios hormonales tienen distintos efectos, que nos provocan pequeños abscesos de acné o alteran el equilibrio necesario para lucir una piel bella y saludable.

Estos son algunos tips para mejorar nuestra piel a través de la alimentación y los cuidados diarios, sin necesidad de comprar cremas y lociones en la perfumería.

1. Enjuagar tu rostro con agua fría. Cuando apenas te levantes y vayas al baño a mojarte la cara para despertarte... ¡usá agua fría! La temperatura baja del agua no solo es la más indicada para despabilarnos rápidamente, sino también para promover una mejor humectación en la piel y cerrar los poros. El agua caliente, de lo contrario, la vuelve más seca y escamosa.

2. Lavar tu rostro con miel. La miel es un ingrediente natural muy efectivo para la belleza de la piel, así que en lugar de utilizar una loción limpiadora o agua y jabón especial para quitar las impurezas, tomá un frasco de miel de abejas y aplicá un poco de ella en el rostro. De este modo, tu piel quedará naturalmente limpia y suave.

3. Utilizar aceites vegetales. Otros ingredientes naturales fantásticos para tener una piel perfecta son los aceites vegetales, como el aceite de almendras, el aceite de rosa mosqueta, el aceite de coco, el aceite de oliva. Estos productos hidratan, limpian y suavizan la piel de manera inofensiva, natural y, por supuesto, económica.

4. Alimentación saludable. En el 2005, los dermatólogos estadounidenses descubrieron que podemos deshacernos de arrugas, acné, hiperpigmentación e, incluso, la sequedad de la piel con solo incluir ciertos alimentos en la dieta. Estas recomendaciones fueron compiladas en el libro Dermatología cosmética: Principios y práctica, de Leslie Baumann, del cual extraemos las siguientes recomendaciones.

Recomendaciones para cuidar la piel

Si tenés la piel grasa. Está comprobado, desde hace mucho tiempo, que los alimentos con el índice glucémico alto suben la secreción de las glándulas sebáceas. Como resultado, estas producen más grasa de la necesaria para humectar, lo que provoca el brillo grasoso. Qué hacer: los productos cosméticos salvan del brillo grasoso solo por un tiempo, mientras que una dieta con alto contenido de vitamina A ayuda a reducir la producción de grasa cutánea. Al mismo tiempo, es sabrosa y sencilla: solo incluí en tu dieta duraznos secos, mangos, zanahorias, yema de huevo, espinacas y batatas.

También se recomienda reducir el consumo de alimentos con alto índice glucémico: comé menos pan blanco, facturas, papas y pastas, y te olvidarás de los problemas cutáneos.

Si tenés acné. Causas: nuevamente, la culpa la tienen los alimentos con alto índice glucémico: no por nada las personas que tienen problemas con acné, generalmente, tienen la piel grasa. Debido al crecimiento de la actividad de las glándulas sebáceas, los poros se cierran y ahí empiezan a reproducirse las bacterias e inicia un proceso inflamatorio.

Qué hacer: para eliminar el acné, también se recomienda corregir la dieta. Es importante que tu alimentación incluya más productos ricos en grasas poliinsaturadas, que reducen la inflamación. En otras palabras, debes comer más frutas, verduras, nueces, semillas de linaza, aceite de lino, algas marinas, mariscos y pescado.

Si tenés piel seca. Causas: la sequedad excesiva de la piel también es una señal de la deficiencia de vitamina E y falta de colesterol. La última causa es típica para los vegetarianos, ya que la mayor parte del colesterol la obtenemos precisamente de la carne y el pescado. Qué hacer: es necesario aumentar en tu dieta la concentración de las grasas monoinsaturadas. Se absorben mejor que todo no consumiendo aceites ni aditivos alimentarios, sino alimentos enteros: legumbres, algas marinas, huevos, soja, aguacate, cacahuate y otros frutos secos.

Si no sos vegetariano, procurá comer carne y pescado con regularidad. Especialmente son recomendables el atún, el salmón, la trucha y la caballa.

Si tenés arrugas. Causas: si consumís mucho alcohol, tus arrugas serán más visibles, puesto que las bebidas alcohólicas provocan deshidratación. También el azúcar puede provocar el envejecimiento prematuro de la piel, porque la glucosa que contiene la vuelve menos elástica. Qué hacer: hace más de 10 años, los investigadores estadounidenses descubrieron que los antioxidantes ayudan a rejuvenecer la piel. Por ejemplo, si consumís a diario alimentos que contengan soja, los signos de envejecimiento se volverán casi invisibles y podrás olvidarte por completo de las arrugas cerca de los ojos.

Igualmente, las investigaciones mostraron que las arrugas son menos visibles en los habitantes de Suecia, lo cual también es consecuencia de una alimentación saludable y la poca exposición al sol. La dieta de estas personas es rica en verduras de hoja verde: espinacas, espárragos, apio, berenjenas, ajo y cebolla. Y casi no tiene carnes rojas, azúcar, mantequilla, margarina, leche y productos lácteos.

Si tenés bolsas oscuras debajo de los ojos. Causas: es erróneo creer que sean una señal de falta de sueño únicamente. Pueden ser síntoma de alguna alergia o intolerancia a ciertos alimentos, que provocan inflamación y oscurecimiento de la piel debajo de los ojos. Qué hacer: conviene hacer un estudio para descubrir si tenés intolerancia alimentaria y, mientras esperás los resultados, excluí de tu dieta los alimentos potencialmente peligrosos, por ejemplo, los que contienen lactosa. Entre ellos están los productos lácteos, horneados, papas fritas, café soluble, sopas instantáneas y endulzantes artificiales.

Si la alergia no tiene nada que ver, las bolsas oscuras pueden indicar que tenés deshidratación. Así que tomá más agua y no abuses del café.

También vale la pena incluir en tu dieta los alimentos que contienen hierro hemínico, el cual sube la hemoglobina. Su deficiencia también puede provocar las bolsas oscuras debajo de los ojos. Por lo tanto, procurá comer más carne roja, atún y yemas de huevo.

Si tenés manchas pigmentarias. Causas: la hiperpigmentación puede ser una señal de la deficiencia de vitaminas, sobre todo de la B12. Los alimentos ricos en esta vitamina son de procedencia animal. Sin embargo, también sin la carne podés deshacerte de la pigmentación excesiva: solo tenés que llevar una dieta específica.

Qué hacer: para deshacerte de la hiperpigmentación, necesitás vitaminas C, E y antioxidantes, por ejemplo, ácido elágico y extracto de las pepitas de uvas. En grandes cantidades, estas sustancias se encuentran en los cítricos, frutillas, kiwis, granadas y tomates.

La pigmentación se vuelve aún más visible si pasás mucho tiempo bajo el sol. Para proteger tu piel de los rayos X, necesitás consumir alimentos ricos en antioxidantes, como las piñas, ciruelas, repollos, ajíes, brócolis, espinacas y coliflores.

Fuente: https://genial.guru/

Enlance copiado
Cargando ...