Anotá estos cinco tips antienvejecimiento para verte y sentirte mejor

Nunca es demasiado tarde para empezar a cuidarse y nunca demasiado pronto para frenar el reloj del envejecimiento e, incluso, revertir algunos daños ya presentes en el cuerpo. Seguí estos consejos antienvejecimiento.

Comida sana.
Comida sana.Shutterstock

Cargando...

Las personas no envejecen de manera fija y mecánica; el envejecimiento es un proceso dinámico que, en algunos casos, puede verse acelerado. Sin embargo, hay varias cosas que podemos hacer para retrasar los efectos de la edad.

El envejecimiento biológico está directamente relacionado con procesos de oxidación molecular producidos por los radicales libres, átomos o moléculas inestables altamente reactivos que atacan los enlaces de proteínas de los tejidos. La adopción de una serie de hábitos de vida saludables (dieta, ejercicio, cuidados estéticos) que minimicen la producción de los radicales libres, además del empleo de suplementos nutricionales o farmacológicos, puede prevenir y mitigar la oxidación.

De acuerdo a la Academia Americana de Medicina Antiage, “el envejecimiento no es inevitable”, y para cumplir con esta meta una buena alimentación es la mejor aliada.

Cuáles son los mejores consejos antienvejecimiento

1. Comer bien. ¿Se pueden añadir años de vida mediante una selección más inteligente de los alimentos que consumimos? Definitivamente, la respuesta es ¡sí! Hay muchas variables que intervienen en la cantidad de tiempo que uno viva, pero siguiendo un estilo de vida saludable, manteniéndose activo y realizando una dieta llena de nutrientes, se puede ayudar a retrasar el proceso de envejecimiento e incluso evitar enfermedades relacionadas con la edad, como la osteoporosis, diabetes y complicaciones del corazón.

La herencia genética condiciona solo en parte la forma de envejecer, el resto depende de cada uno. Comer bien no solo cuida el aspecto y la salud física, sino también la mental. Por eso, la alimentación es la base de cualquier plan antienvejecimiento. Comer correctamente y acompañarlo de los suplementos adecuados proporciona energía celular y favorece la reconstrucción molecular.

La clave es comer de todo, haciendo cinco ingestas diarias, pero moderadas en cantidad. También está demostrado que comer un 40 % menos y variado, retrasa el envejecimiento, ya que frena la pérdida de los niveles de las hormonas responsables del envejecimiento.

A medida que envejecemos, caen las necesidades calóricas, por lo que es aún más importante llevar una dieta con alimentos ricos en nutrientes bajos en calorías, como verduras, frutas y granos enteros, limitando los dulces abundantes en calorías, lácteos enteros y postres azucarados. Una buena nutrición comienza en el supermercado: elegir cuidadosamente los alimentos ayuda a mantenernos dentro del marco correcto, y evita la exposición a tentaciones y pequeños desarreglos.

2. Cuidar la piel. Independientemente de la edad, las mujeres tienen que seguir un régimen de cuidado de la piel para mantenerla sana. Cuando esta está sana, no mostrará los primeros signos de envejecimiento.

- Limpiar la cara todos los días con un limpiador suave, tanto en la mañana y como en la noche. Esto mantendrá la piel limpia, suave y libre de escombros que obstruyen los poros.

- Evitar los productos de limpieza facial con alto contenido de alcohol y otros agentes de secado.

- Aplicar una crema hidratante de buena calidad sobre el rostro, cuello, manos y piernas, dos veces al día. Esto ayudará a prevenir la sequedad de la piel y el envejecimiento.

- Exfoliar el rostro una vez por semana con un exfoliante facial suave. Esto fomentará la renovación celular de la piel, haciendo que luzca más joven. También ayudará a deshacerse de las células muertas manteniéndola suave, saludable, brillante y fresca.

- Cuando ya ha pasado los 30 años, hay que comenzar a usar productos con retinol, péptidos y antioxidantes. El retinol promueve un aumento de la producción de colágeno y elástica. Los péptidos pueden estimular la producción de colágeno y la reparación celular para ayudar a mantener una piel joven. Los antioxidantes protegen del sol y aceleran el sistema de reparación de la piel naturalmente.

- Usar protector solar todos los días. Demasiada exposición a la radiación ultravioleta dañina del sol (UV) puede dañar la piel, en particular su elastina, y causar una pérdida de colágeno. Esto, a su vez, puede dar lugar a las manchas solares, arrugas, tono desigual, sequedad, piel áspera y quemaduras solares. Aplique un protector solar de nivel 15 o superior todos los días, incluso en el invierno. Para máximos beneficios contra el envejecimiento, asegúrese de aplicar protector solar en las orejas, cuello, piernas, manos y, por supuesto, la cara.

3. El sueño reparador. Se considera el más potente tratamiento rejuvenecedor para mantener la juventud. Mientras dormimos, la adrenalina y los niveles de corticosteroides caen y el cuerpo comienza a producir la hormona del crecimiento.

Durante este tiempo, se produce el proceso de reparación y crecimiento de las células. Si no duerme lo suficiente, esta función se altera y da lugar a la inflamación que causa muchos signos de envejecimiento, como las arrugas, tez apagada y líneas de expresión. Una buena noche de sueño también tiene muchos beneficios para la salud, como mejorar la memoria, el estado de ánimo, la atención y concentración, así como una reducción en el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Para lograr un sueño nocturno de 7 u 8 horas, mantenga un horario regular para acostarse, evite las comidas pesadas y bebidas con cafeína antes de acostarse, tome un baño tibio en la noche, y duerma con el colchón y las almohadas bien derechos.

4. El ejercicio diario. Es bueno para el cuerpo y la mente, puesto que mejora el flujo sanguíneo y mantiene la piel saludable y vibrante. También regula las hormonas y promueve el sueño adecuado. Con el ejercicio, también, se previene la pérdida de la resistencia, de la fuerza muscular, del equilibrio y de la densidad ósea, que aumentan con la edad. Haga algún tipo de actividad física durante 20 a 30 minutos diarios.

Las actividades que pueden ayudar a retrasar el proceso de envejecimiento son correr, caminar, bailar, andar en bicicleta, hacer jardinería e, incluso, las tareas del hogar. Las clases de ejercicios aeróbicos y el yoga también ayudan mucho.

5. Combatir el estrés. Varios estudios han demostrado que el estrés provoca cambios físicos en el cuerpo que pueden acelerar el envejecimiento.

Produce cambios hormonales que pueden causar que la presión arterial se eleve y que el corazón lata más rápido. Incluso, puede ocasionar ansiedad, depresión, insomnio, aumento de peso, fatiga y muchas otras condiciones que seguramente lo harán lucir más viejo que su verdadera edad.

En primer lugar, hay que tratar de controlar el nivel de estrés y tomar medidas para contrarrestarlo: respiración profunda, caminar al aire libre en medio de la naturaleza, practicar yoga, meditar o dedicarse a cualquier otra actividad que le permita desviar sus pensamientos de la situación estresante y ayudar a calmar su mente. Si tiene dificultades para controlar o manejar el estrés, debe consultar a un especialista o buscar un grupo de apoyo.

carososky@hotmail.com

Enlance copiado
Cargando ...