La inflación no cede en Brasil: en agosto sufrió una aceleración

RÍO DE JANEIRO. La inflación en Brasil no cede. El pasado mes de agosto sufrió una aceleración que anualizada hizo que trepara en 4,6%. La información fue confirmada por organismos oficiales.

Clientes compran en un mercado, en la ciudad de Sao Paulo (Brasil).  (EFE)
Clientes compran en un mercado, en la ciudad de Sao Paulo (Brasil). (EFE)Sebastião Moreira

Cargando...

El gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva ha insistido desde que asumió en enero en un recorte de tasas que abarate el crédito, para fomentar el consumo y la inversión.

Según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), la inflación fue de 0,23% en agosto, una aceleración que eleva a 4,61% el avance de los precios en 12 meses,

El repunte del Índice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) de agosto es el segundo consecutivo después de julio (0,12%) , cuando la medición a 12 meses había registrado el primer aumento en un año, ubicándose en 3,99%.

Los precios de la mayor economía sudamericana se vieron impactados en agosto por aumentos en los sectores de vivienda (1,11%, debido principalmente al encarecimiento de las cuentas de luz) , salud y cuidados personales (0,58%) y transportes (0,34%), impactados sobre todo por aumentos en la gasolina.

Alimentos y bebidas

En cambio, la categoría alimentación y bebidas cayó un 0,85%.

“Hemos observado caídas en los últimos meses en algunos productos importantes en el consumo de las familias, como la carne bovina y el pollo”, afirmó André Almeida, gerente del IPCA en el IBGE, que atribuye esta reducción a una mayor oferta.

Debido a una mejora en la inflación tras el impacto de la pandemia y la guerra en Ucrania, el Banco Central de Brasil inició en agosto un ciclo de “flexibilización” de la elevada tasa de interés de referencia (Selic), con un recorte de 0,50 puntos porcentuales, a 13,25%, primera disminución en tres años.

“Los números (de la inflación) fueron buenos y mantienen el pronóstico de cortes adicionales de la Selic”, afirmó en un comunicado el economista André Perfeito, que estima una tasa de referencia de 11,75% a fines de 2023.

La consultora Capital Economics considera que el Banco Central mantendrá su flexibilización de la tasa pese al repunte de la inflación, aunque estima que será un ciclo de reducción “más gradual”.

El mercado brasileño proyecta que el país termine 2023 con una inflación de 4,93%, según la última encuesta de mercado Focus, divulgada por el Banco Central.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...