Javier Milei, el presidente más votado en la historia Argentina

BUENOS AIRES. Este domingo 19 de noviembre, Javier Milei (La Libertad Avanza) fue electo presidente de la Argentina. Le ganó a Sergio Massa (Unión por la Patria) el balotaje o segunda vuelta, según los resultados del escrutinio provisorio. El libertario obtuvo cerca de 15.000.000 de votos, una cifra récord en la Argentina.

Seguidores del candidato a la Presidencia de Argentina líder de La Libertad Avanza (ultrederecha), Javier Milei, se congregan en Buenos Aires (Argentina). Milei ganó la segunda vuelta y es presidente de Argentina.
Seguidores del candidato a la Presidencia de Argentina líder de La Libertad Avanza (ultrederecha), Javier Milei, se congregan en Buenos Aires (Argentina). Milei ganó la segunda vuelta y es presidente de Argentina.Juan Ignacio Roncoroni

Cargando...

Javier Milei ganó el balotaje en Argentina y será presidente del vecino país los próximos 4 años. El candidato de La Libertad Avanza, ganó las elecciones presidenciales de Argentina con el 55,69% de los votos, según el escrutinio provisorio del 99,26% de las mesas. De esta manera, se convirtió en el candidato más votado de la historia del país, con 14.345.078 sufragios., según reportó el portal de noticias TN.

Milei ganó en 20 de las 23 provincias, y obtuvo una ventaja de más de10 puntos porcentuales sobre su rival, Sergio Massa, de Unión por la Patria, que obtuvo el 44,30% de los votos.

El resultado de las elecciones representa un triunfo histórico para el movimiento libertario en Argentina, y marca un cambio de rumbo en la política del país.

La segunda vuelta fue el cierre de un proceso electoral que comenzó en las PASO del 13 de agosto con 27 aspirantes de 15 frentes políticos y continuó con las elecciones generales del 22 de octubre, en las que ningún candidato obtuvo un 45% o un 40% y 10 puntos porcentuales de votos sobre el siguiente con más apoyos, los requisitos exigidos por la Constitución Nacional para ser consagrado presidente electo en esa instancia sin necesidad de ir al balotaje.

Sergio Massa accedió al balotaje como el más votado en las generales del 22 de octubre, con el 36,78% de los sufragios. Javier Milei, en tanto, avanzó como el segundo con mayor respaldo, al alcanzar el 29,99%. La diferencia entre el ministro y el libertario era de 1.818.502 votos.

Sin embargo, Milei revirtió el resultado y logró ser electo presidente por una ventaja que superó los 10 puntos porcentuales.

La mayoría de las encuestas previas reflejaban un escenario de paridad para la segunda vuelta, con leve tendencia a favor del libertario pero que anticipaba una posible pelea voto a voto. Finalmente, eso no ocurrió.

Además, estaba la incertidumbre respecto de si el debate televisado del domingo anterior al balotaje, donde el ministro candidato sacó ventaja, tendría impacto relevante en las urnas. La votación definitoria confirmó que no fue relevante en las urnas.

La estrategia de Sergio Massa

En busca de captar los votos que necesitaba, Massa volvió a apostar a la campaña del miedo, que le redituó en octubre pero en el balotaje fracasó, y como ministro continuó con el denominado Plan Platita, la seguidilla de anuncios “amables” para distintos sectores de la sociedad.

Disimular las flaquezas de su gestión en Economía, con la inflación descontrolada a la cabeza, así como los casos de corrupción que salpicaron a su fuerza (el yategate de Martín Insaurralde y las tarjetas de la corrupción de Chocolate Rigau), fueron su gran desafío.

Massa machacó con la propuesta de un gobierno de “unidad nacional”, mientras el presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Kirchner se mantuvieron completamente ausentes en la campaña de Unión por la Patria.

Lo que le funcionó a Milei

Milei, por su parte, insistió con mostrarse como el cambio y como quien puede ponerle punto final al kirchnerismo. Defendió sus planes de dolarización y su plataforma electoral incluso en los puntos más polémicos y cuestionados.

Pero para crecer de cara al balotaje, Milei principalmente se apoyó en el remozado armado de la Libertad Avanza, con el respaldo del ala más dura del PRO, liderada por Mauricio Macri y Patricia Bullrich, la candidata que terminó tercera en los comicios del 22 de octubre.

Entre los tres postulantes que compitieron en la primera vuelta y quedaron afuera del balotaje, habían juntado 33,23 puntos porcentuales y 8.903.152 votos. La porción mayor había sido de Bullrich (23,81% y 6.379.023 sufragios).

Tras el objetivo de asegurarse que el grueso de esos votantes amarillos se redireccionarían hacia él, el libertario dio un último golpe de efecto en su multitudinario cierre de campaña, al compartir escenario con Bullrich e incluso cederle el micrófono. El lugar elegido por Milei para este acto tampoco fue casual: lo hizo en Córdoba, provincia en la que obtuvo una diferencia clave.

Fuente: Clarín.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...