Abogado del tío de Marito iba a recibir US$ 26 millones por mediar

Ni bien saltó ayer a nivel internacional el nuevo escándalo, el abogado argentino Sebastián Vidal confirmó desde Argentina que se reunió en noviembre del 2019 con Juan Ernesto Villamayor, jefe del gabinete civil de Mario Abdo Benítez, para buscar un acuerdo en nombre del gobierno de Juan Guaidó ante los reclamos de la estatal venezolana PDVSA a Petropar.

Mario Abdo y Juan Guaidó (der.). Atrás están  Hugo Velázquez y Juan Ernesto Villamayor.
Mario Abdo y Juan Guaidó (der.). Atrás están Hugo Velázquez y Juan Ernesto Villamayor.Archivo, ABC Color

Hubo dos borradores según The Washington Post y en el último de ellos se dejó por escrito que el 20% del monto total se pagaría a Vidal, es decir, más de US$ 26 millones. Tras varias contradicciones, Vidal admitió ayer que conoce del parentesco entre Mario Abdo Benítez y su cliente, el conocido empresario paraguayo-argentino Carlos Abdo, expresidente del club San Lorenzo de Almagro.

“Yo la única entrevista que tuve fue con Villamayor (Juan Ernesto, jefe del gabinete civil de la Presidencia de la República), a los efectos de que nos manifestara cuál era la posición de Paraguay. Yo acompañé a Troconis (Javier, designado por Juan Guaidó como funcionario para identificar activos de Venezuela en el extranjero). “El presidente Guaidó le pidió específicamente al presidente de la República del Paraguay, Abdo, que recibieran al Comisionado de Gestión de Activos en el exterior (Javier Troconis) y yo imagino que por un tema protocolar fue con el jefe del gabinete”. La reunión se habría concretado en noviembre del 2019 en el Palacio de Gobierno, afirmó.

Vidal explicó a ABC Color que es abogado de PDVSA desde el 2011 y que luego fue contratado por la Asamblea Nacional de Venezuela y por Guaidó para continuar con negociaciones amistosas la recuperación de activos. Apuntó que el principal escollo para solucionar la deuda entre Petropar y PDVSA siempre fue lograr la certeza de cuál es el gobierno legítimo, Maduro o Guaidó, lo que llevaba a la necesidad de un laudo arbitral que debía ser homologado. Según Vidal, Petropar negociaba con el mismo Procurador de Venezuela y con una comisión, que se había avanzado bastante y que luego hubo una única entrevista con Juan Ernesto Villamayor. Según él, el acuerdo no avanzó por culpa de ese principal escollo.

Cabe destacar que fue justamente en marzo del 2019 cuando después de una reunión con Mario Abdo Benítez, la ex titular de Petropar Patricia Samudio anunció en nombre del gobierno paraguayo que el Tribunal de París había reconocido a Guaidó por lo cual se habían congelado las negociaciones para el pago de la deuda a PDVSA. En marzo del 2019 el gobierno de Mario Abdo Benítez informaba que en el marco del arbitraje internacional iniciado por PDVSA contra Petropar, que se tramitaba en París, el Tribunal había hecho lugar a la solicitud de Paraguay de suspensión temporal del proceso. Sin embargo, unos ocho meses después de este anuncio en marzo, en noviembre del mismo año se concretó la reunión para insistir con el acuerdo, que de consumarse iba a entregar US$ 26 millones al abogado argentino Vidal.

Contradicciones

Consultamos también al abogado Sebastián Vidal sobre su cliente, el empresario paraguayo-argentino Carlos Eusebio Abdo, expresidente de San Lorenzo de Almagro, quien sería tío del presidente Mario Abdo Benítez. “Soy abogado de una de las empresas de él”, dijo Vidal, quien se contradijo a partir de ese momento. Primero respondió “desconozco el parentesco que tienen, ¿qué tiene que ver eso con el tema de Venezuela? No entiendo adónde va el tema, mi contratación la hace Venezuela, mi acuerdo está firmado por la Comisión de Recupero de Activos”.

Le volvimos a consultar si sabía que su cliente, Carlos Abdo es tío del presidente del Paraguay y repitió “me parece que no tiene relevancia” para luego terminar diciendo “yo sé que tienen parentesco, pero no conozco qué parentesco”.

Vidal sostuvo que los más de US$ 26 millones que iba a cobrar son honorarios profesionales, no comisión y dijo que no podía mostrar los borradores del acuerdo por existir pactos de confidencialidad con su cliente. Preguntado cómo es que hicieron dos borradores si el abogado asegura que el principal escollo para acordar entre Petropar de Paraguay y PDVSA de Venezuela es determinar cuál gobierno (Maduro o Guaidó) es el legítimo, Vidal refirió que siempre se trabaja sobre borradores de acuerdos, que siempre hay rondas de negociaciones para un convenio de este tipo. “Hasta que el tribunal arbitral decida cuál es el gobierno legítimo, Petropar no desembolsa dinero”, afirmó el abogado.

The Washington Post publica una investigación sobre este escándalo que salpica gravemente a Guaidó y a algunos de su principal anillo. El diario estadounidense confirma que hay dos borradores de un contrato por el cual se iba a condonar la deuda que según Paraguay es de US$ 269 millones y según Venezuela es de US$ 290 millones. Según publica el medio, el acuerdo con Paraguay se habría estado gestando sin conocimiento de los supervisores de PDVSA designados por Guaidó y que José Ignacio Hernández, ex fiscal general de Guaidó llamó como una “comisión desproporcionada” a la suma que se iba a pagar al abogado argentino.

Está parado el pleito con PDVSA

El caso está en arbitraje internacional desde 2016, siendo París el lugar donde Nicolás Maduro denunció a Paraguay. La deuda fue contraída por los gobiernos de Nicanor Duarte y Fernando Lugo, cuando Hugo Chávez era presidente de Venezuela. Ese Estado reclama el pago de unos US$ 290 millones, mientras que Paraguay solo reconoce cerca de US$ 269 millones.

mabel@abc.com.py

lea también:

Lo que dice la publicación en The Washington Post

El arreglo no era factible, asegura Villamayor