Anexo C: técnicos, preocupados por “espíritu entreguista”

Los ingenieros Pedro Ferreira y Fabián Cáceres, expresidente y gerente técnico de la ANDE, respectivamente, reafirmaron su preocupación en torno a la renegociación del Anexo C de Itaipú, debido a que las conversaciones se llevan a cabo con premisas falsas y “espíritu entreguista”, tal como se vio con el acta secreta con Brasil, firmada en 2019. Desde el Ejecutivo, sin embargo, garantizaron que en la mesa técnica se evaluarán todas las posturas de los especialistas para luego tomar una “decisión política”.

En estudios de ABC Cardinal, Fabián Cáceres, Pedro Ferreira, los conductores Enrique Vargas Peña y Roberto Coronel, con Guillermo López Flores y Juan Ernesto Villamayor.
En estudios de ABC Cardinal, Fabián Cáceres, Pedro Ferreira, los conductores Enrique Vargas Peña y Roberto Coronel, con Guillermo López Flores y Juan Ernesto Villamayor.Virgilio Vera, ABC Color

Un extenso debate se desarrolló este miércoles en estudios de la 730 AM entre los protagonistas de las polémicas suscitadas en torno a la mesa técnica que evalúa las renegociaciones del Anexo C del Tratado de Itaipú.

Por parte del Poder Ejecutivo hablaron el jefe de Gabinete Civil, Juan Ernesto Villamayor, y el nuevo asesor técnico, Guillermo López Flores. Por otra parte, estuvieron Pedro Ferreira y Fabián Cáceres, exdirectivos de la ANDE, quienes renunciaron a sus cargos al oponerse a las condiciones establecidas en el “acta entreguista” sobre la contratación de energía con Electrobras.

Abriendo el panel, tomó la palabra Villamayor. Este expresó que actualmente la mesa técnica cuenta con especialistas de diversas áreas, cuyas consideraciones serán tomadas en cuenta para llegar a un consenso sobre lo que es más conveniente para nuestro país. Mencionó que el debate en torno a las renegociaciones del Anexo C están a cargo del área técnica, en este caso representada por el ingeniero López Flores.

Remarcó que “la idea de renegociación que es una decisión política” y sostuvo que entre los factores a tener en cuenta para analizar un nuevo acuerdo están el energético, el transporte, el sistema de distribución y otros.

Indicó que dentro de la negociación no solo se puede considerar vender o no la energía excedente. “Paraguay vende el excedente, lo que no se puede consumir. Yo soy partidario del consumo, pero eso requiere también inversión en el sistema eléctrico. Depende mucho más del tema de Itaipú”, sostuvo.

Opinó que la decisión de consumir o vender no es una solución práctica. “¿Para qué dejar para el consumo si no hay quién utilice esa energía?”, acotó.

Igualmente, manifestó que hace falta un Ministerio de Energía y poner sobre la mesa todos los factores para llevar adelante este trabajo. “Hoy, la tecnología achica el nivel de consumo, pero tengo que seguir produciendo más energía, más volumen. ¿Cuál es la política para eso si no tenemos un Ministerio de Energía?”, remarcó.

Existe una política energética que se debe cumplir

Por su parte, el ingeniero Pedro Ferreira le recordó a Villamayor que existe una política energética y que es esa normativa la que debería llevarse adelante. Enfatizó que el tema de usar nuestra energía es más marketing que realidad.

Mencionó que la idea de que si baja el precio se va a industrializar el país es falsa y que en la práctica no se trabaja en la gestión de consumir la energía que nos corresponde.

“Se habla de movilidad eléctrica, trenes eléctricos, autos eléctricos... Hasta ahora las estaciones de servicio que se han inaugurado no sirven. No están operativas. Cuando tenés voluntad de hacer algo, vos hacés que funcione”, expresó.

Sacó a colación que desde la ANDE se presentó una estrategia para la venta de electricidad por bloques, que en este gobierno se dejó de promover. “Esta es una opción que no le conviene a Brasil, pero en algún momento la vamos a tener que usar”, subrayó.

Decisión será política, no técnica

En su intervención, Guillermo López Flores expresó que las grandes negociaciones de las naciones siempre fueron políticas. Enfatizó que el equipo técnico hará sus recomendaciones, pero el poder político será el que tome las decisiones. “Si tengo diferencias las voy a resolver adentro. La decisión que toma el equipo, tengo que acogerla”, expresó en evidente alusión a Ferreira, quien en anteriores ocasiones calificó de antipatriotas a los que estuvieron vinculados a la firma del acta secreta.

Dijo que considera una canallada que un paraguayo llame a otro “vendepatria” y que de seguro los brasileños estarán felices de ver las rencillas internas sobre el tema Itaipú.

“Las disidencias se solventan adentro. Allí adentro, la decisión que tenga el equipo, tengo que acogerla. Y si no estoy de acuerdo, me retiro. Este es el camino, el sistema que voy a encarar”, refirió.

Cuestionó que se defienda el acuerdo entreguista

A su vez, Fabián Cáceres dijo que lo que más le preocupa en todo este escenario es la integración del equipo negociador. Refutó las premisas en defensa del acuerdo secreto con Electrobras. “No sé de dónde sacaron esos conceptos para defender a todas luces algo que era perjudicial para nuestro país”, expresó.

“Yo critico que no podemos pensar de una buena forma y no luego de otra forma. Quiero saber por qué no se enteraron bien de lo que estaban diciendo. No había ningún beneficio del Paraguay”, enfatizó.

Así también, cuestionó que la ANDE no haya cobrado la deuda que tiene Brasil con Paraguay y señaló que nuestro país no es “pillo ni peajero”. “Ministro, rodeate na de gente de ética técnica (sic)”, subrayó.

Villamayor valora “aporte” de los técnicos

En respuesta, Villamayor expresó que está conforme con que se tengan posturas diversas con respecto al acta entreguista. Indicó que valora la opinión de los técnicos. “Estamos volviendo al acta. Podemos tener visiones contrapuestas. Si de una visión sobre un hecho extraemos un elemento de descalificación, no me parece correcto. Valoro la visión de los técnicos”, significó.

Igualmente, afirmó que sobre los detalles técnicos de la renegocación del Anexo C no está muy al tanto y que por ello deja a los especialistas debatir al respecto. “Los elementos técnicos que fueron elaborados están adentro. Yo no conozco fórmula no perfectible. Yo voy aceptando lo que van diciendo los técnicos, los de Itaipú, Yacyretá, ANDE”, señaló.

Nota relacionada: Acevedo recibe documentación sobre Anexo C del Tratado de Itaipú con miras a la renegocación

También reiteró que sobre las recomendaciones técnicas se tomará una decisión política siempre y cuando se tengan fundamentos o “si no se convertirá en algo mítico”.

Guillermo López Flores recalcó que los descalificativos no permiten el debate sano. Se quejó de que se personalicen los cuestionamientos sobre la conducción de las negociaciones.

Se están encarando mal las negociaciones, dijo Ferreira

Ferreira expresó que desde su punto de vista se está encarando mal las negociaciones. Aseguró que en el ámbito de nuestra relación con Brasil existen falencias. Dijo que el hecho de que las negociaciones las lleve adelante el canciller es un error. “El otro tema que no se avanzó suficiente es el tema de generar alternativa. Se está trabajando pero es un proceso lento”, manifestó.

Señaló que Brasil tiene muchos elementos para coaccionar a Paraguay. “Es un error de señal decirle a Brasil que primero vamos a pacificar, que no va a criticar y decirle que gente que ya estuvo de acuerdo con el acta va a volver a estar”. Además, acotó que es muy difícil sentarse a negociar con Brasil sin un plan alternativo.

“El gobierno de Brasil no tiene ni un solo escrúpulo de coaccionar a nuestro país; lo que tiene son limitaciones de que le explote todo en la cara”, aseveró.

Por otra parte, reprochó el nombramiento de Federico González como director de la hidroeléctrica. “Me pareció un error. No aconsejaría al presidente Abdo poner a este señor (Federico González) como director. En vez de ayudar, nos puede molestar. Porque da posibilidad a dar con el hacha sin que se pueda responder por la paz”, recalcó.

López Flores, sin reproches al acta entreguista

Al respecto, López Flores defendió el acta bilateral y dijo que era simplemente un acuerdo de repartición de la energía producida por la hidroeléctrica. “Me place decir que en 25 años la ANDE ha jugado magníficamente, gracias a esa astucia de que contrató por lo bajo (...) y eso nomás es el acta bilateral (sic)”, afirmó.

Insistió en que dicha acta nada tuvo que ver con la revisión del Anexo C y cuestionó que se instale esta como parte de la renegociación del anexo. “La revisión del Anexo C es todo Itaipú. El acta bilateral no tiene nada que ver con la negociación. No es así”, mencionó.

Conclusiones sin consenso

Villamayor intervino y resaltó que el debate sobre el Anexo C está colmado de desacuerdos, pero en el aspecto jurídico se llegó a un consenso. Dijo que el documento está disponible en la Cancillería, al acceso de todos.

Por otra parte, opinó que Paraguay no “subvencionó” la industrialización de Brasil y que la ANDE debería proponer alternativas para aprovechar la energía que el país produce.

En una nueva alocución, Cáceres expresó que el sueño de los paraguayos es que todo salga bien con las renegociaciones, pero que no se pueden olvidar hechos históricos que pueden repetirse. “No hay que minimizar lo que ocurrió con el acta bilateral y hay que mirar el comportamiento de las personas en ese momento. Estamos viendo a la misma gente y eso atenta contra la confianza”, aportó.

En ese sentido, dijo que con el acta entreguista “peligrosamente se entró ya a la revisión del Anexo C porque se hablaron de los procesos de distribución. Con esto ya iban a definir las condiciones de distribución”.

Señaló que se debe considerar con mucho cuidado quiénes estuvieron vinculados a esa negociación, porque las mismas personas aparecen otra vez en el comité que evalúa los términos de la renegociación del Anexo C. Pidió al ministro que se pongan a negociar a técnicos que tengan la confianza de la ciudadanía.

En sus conclusiones, Ferreira instó a los representantes del Ejecutivo a establecer nuevas premisas para establecer las condiciones de contratación de energía, distribución y otros en lo referente a la hidroeléctrica compartida con Brasil. “Estimo que ustedes deberían indicar muy bien a la ciudadanía las premisas nuevas”, sostuvo. Aseveró que “no podemos entrar a la negociación de forma claudicante”.

En su cierre, Villamayor volvió a insistir en que las negociaciones se harán basados en las recomendaciones técnicas, buscando condiciones justas que beneficien a nuestro país.

Manifestó que si Paraguay decide vender la energía excedente que le corresponde de la binacional, los recursos generados por dicha operación no podrán ser incluidos en el Presupuesto General de la Nación por limitaciones jurídicas.

Con miras a la cercana fecha para la renegociación del Anexo C del Tratado de Itaipú, se conformó un equipo multidisciplinario para evaluar las condiciones de contratación de potencia.

Desde varios sectores cuestionan que muchos integrantes de dicho equipo estuvieron vinculados a la firma del acta entreguista que pretendía establecer términos de contratación de energía con Eletrobrás que no eran beneficiosos para nuestro país.

Desde el Poder Ejecutivo se mantienen en la postura de que las negociaciones se harán por medio de la Cancillería Nacional, dejando al sector técnico solo como “asesor” en dicho escenario.

Lea más: Recuerdan un año del acta entreguista

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.