Dos muertos y dos heridos tras ataque tipo sicario a familiares de interno y presunto miembro del PCC

El padre y sobrino de Ignacio Ramón Rodas Galeano, un supuesto miembro del Primer Comando Capital que hace poco fue trasladado de Tacumbú a la Agrupación Especializada por seguridad, fueron asesinados esta noche en un presunto ataque de sicarios en Capiatá. También dos mujeres resultaron heridas. Rodas Galeano había sido trasladado ante el riesgo de ser asesinado por el Clan Rotela luego de que se detectara un túnel, parte de un presunto plan de fuga en el penal de Tacumbú.

Los presuntos sicarios llegaron hasta la vivienda de la familia de un supuesto miembro del PCC.
Los presuntos sicarios llegaron hasta la vivienda de la familia de un supuesto miembro del PCC.Foto Gentileza

El ataque lo habrían perpetrado unos seis hombres que llegaron a bordo de una motocicleta a la vivienda de la familia Rodas, ubicada en la calle Nuestra Señora de la Asunción, del barrio Uruguay, de la ciudad de Capiatá, alrededor de las 20:00. Estos abrieron fuego e hirieron mortalmente a Ramón Ignacio Rodas y a un menor de 17 años, padre y sobrino, respectivamente, de el interno, según informe preliminar del Puesto Policial de Nº 1 de Kennedy.

Lea más: Evacúan de Tacumbú a otros miembros del PCC para que no sean decapitados

Igualmente, resultaron heridas la hermana y la cuñada del interno. Se trata de Daisy Noelia Rodas Galeano (31) y de María Gisella Giménez Sanabria (28). Ambas sobrevivientes fueron remitidas al Hospital Materno Infantil de la ciudad de Capiatá por sufrir heridas de bala, pero que, según se informó, no revestían gravedad.

El Crio Principal Marcelino Espinoza, Jefe de Investigación de Delitos de Central relató a ABC que realizaron todas la labores periciales posibles durante la noche, llegando a levantar tres plomos disparados por los presuntos sicarios, que finalmente sostuvo que aparentemente eran cuatro y no seis como se indicó primeramente. No obstante, adelantó que pidieron imágenes de cámaras de seguridad en la zona para tratar de identificar las motocicletas de los atacantes y la cantidad exacta de presuntos sicarios.

“Bajaron e hicieron un tiro cruzado de la parte del patio baldío (aledaño a la vivienda) y el otro del frente para adentro, o sea que entraron a matar”, indicó Espinoza. Insistió en que “esta gente entró a disparar sin mirar a quién. El objetivo es eliminar a personas componentes de está familia” aunque no quiso adelantar hipótesis sobre el motivo del ataque mortal.

Sí ratificó que el hijo del asesinado está preso y que ninguno de los fallecidos tenía conflictos conocidos con nadie. Comentó que no encontraron vainillas servidas en le lugar, pero mañana a la luz del sol volverán a hacer una verificación. No obstante, el no encontrar casquillos hace suponer que al menos uno de los sicarios utilizó revólver.

Agregó que si bien una de las mujeres heridas fue llevada estable del lugar, se le informó que fue trasladada al Hospital de Trauma para ser sometida a una intervención quirúrgica, ya que tendría alojada una bala.

Ramón Rodas Galeano, preso tras un caso de asesinato ocurrido en 2019, fue recientemente trasladado a la Agrupación Especializada de la Policía Nacional luego de los incidentes ocurridos hace un mes en el penal de Tacumbú, donde se asesinó y decapitó a reos durante una motín. Se sindica que el reo habría sido bautizado como miembro del PCC, lo que implicaría una confrontación con la facción criminal del Clan Rotela.

Cabe destacar que la masacre producida durante el mencionado motín tendría como trasfondo real la detección de un plan de fuga de los líderes del Clan Rotela, teoría que se afianzó tras el hallazgo hace unas semanas de un túnel en el penal.