Provisión tercerizada es lo que pone en jaque disponibilidad de oxígeno en IPS Luque, dice directora

La Dra. Mirta Cañete, directora del Hospital de IPS Luque, afirmó este martes que “nunca faltó oxígeno” en la institución, aunque reconoció que hubo una demora que puso en riesgo la provisión por el alto volumen de consumo diario. Sostuvo que esto se debió a que una de las proveedoras, la firma La Oxígena, no entrega el insumo con regularidad. Ayer, familiares de siete pacientes internados en el centro médico reclamaron desesperados que no había oxígeno en el sitio.

El Hospital de IPS en Luque es uno de los que reportan carencia de oxígeno por una avería en la planta proveedora en el Hospital Central.
El Hospital de IPS en Luque es uno de los que reportan carencia de oxígeno por una avería en la planta proveedora en el Hospital Central.Gladys Villalba, ABC Color

“Nunca faltó oxígeno (…) Las recargas tercerizadas fueron las que nosotros resentimos el día de ayer”, dijo Cañete este martes, responsabilizando a la empresa La Oxígena por la falta de provisión. Esta firma es una de las que reconocieron tener problemas para el abastecimiento debido a la alta demanda. Tampoco puede cumplir con el Ministerio de Salud.

La directora explicó en conversación con ABC este martes que la provisión depende de la gerencia del IPS y que lo que tuvieron que hacer para paliar la situación fue recargar los balones de oxígeno en el Hospital Central, en donde también existe un orden establecido para cada clínica periférica del IPS.

“Nosotros no llegamos a hablar con ellos (La Oxígena), pero no tuvimos comunicación directa (…) Fuimos hasta el Hospital Central para la recarga (…) La cantidad que se vacía se lleva para carga y se trae lo cargado. No solo Luque va, van todas las periféricas”, detalló Cañete.

La directora mencionó que incluso los funcionarios del hospital usan sus vehículos particulares para ir a hacer las recargas y que, si bien IPS tiene un servicio de transporte, este prioriza todas las clínicas y no solo la sede de Luque. “Tratamos que no haya ese desabastecimiento. Se está dividiendo la gente como para que eso no suceda. Funcionarios van en móviles particulares para que eso no suceda”, aseguró.

Por último, manifestó que el consumo de oxígeno a raíz de la alta cantidad de pacientes internados por COVID-19 es alarmante. “Antes, un balón de 50 litros se usaba en una semana y ahora estamos usamos en una hora”, finalizó.

Ayer, familiares de siete pacientes de COVID-19 internados en el Instituto de Previsión Social (IPS) de Luque denunciaron que sí faltó oxígeno. Cañete afirmó ayer en conversación con Gladys Villalba, corresponsal de ABC en Luque, que una de las bocas de expendio del IPS Central se averió y esa situación retrasó la carga de balones.

La directora agregó ayer que todos los pacientes están con alto requerimiento de oxígeno debido a la gravedad de cada uno. “No termina el oxígeno, lo que pasa es que si no tenemos esa reposición inmediata… ahí está el drama. Tenemos siete pacientes en este momento todos con alto flujo, dependientes de oxígeno. Todo el día de hoy (ayer, lunes) estuvimos así”, concluyó.

Hasta ayer, la cantidad de internados por COVID-19 a nivel país era de 3.089, de los cuales 527 están en cuidados intensivos. Los decesos totales por la enfermedad ascendieron a 6.653, con 81 nuevas víctimas ayer.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD