Penoso peregrinar de una víctima de violencia familiar en busca de justicia

CON CHICANA ANTE LA CORTE, CONDENADO EVITA CUMPLIR PENA EN LA CÁRCEL

Cristina Arce muestra una de las agresiones sufridas.
Cristina Arce muestra una de las agresiones sufridas.
En el año 2015, Cristina Arce decidió superar el miedo y romper un ciclo de violencia de 32 años y se embarcó en un juicio contra su exmarido. Hoy vive aún en situación de angustia, pero en espera de que se haga justicia.

Cuando Cristina decidió denunciar a su exesposo Hugo Cañete por violencia familiar, no tenía idea de que esta decisión la obligaría a emprender una verdadera batalla por justicia.

Hastiada de lidiar con una verdadera andanada de chicanas, las ganas de desistir y dejar todo por el camino la asaltó en más de una ocasión, pero el deseo de que la barbarie que vivió no quede impune es más fuerte.

La causa se inició en el año 2015 y solo la audiencia preliminar se suspendió en más de diez ocasiones. Para aquel entonces, la defensa ya había presentado nada menos que 50 incidentes.

Para realizar el juicio oral, más de lo mismo. Tras varios intentos frustrados, el 17 de diciembre del 2019 el Tribunal de Sentencia presidido por Alberto Peralta, Liliana Ruiz Díaz y Cinthia Páez condenaron a Cañete a 4 años de cárcel.

En juicio, además del testimonio de la víctima sobre la agresión vivida en ocasión de un cumpleaños familiar ocurrido el 16 de mayo del 2015, relatos de los hijos del matrimonio y otros familiares, así como reportes de hechos de violencia remitidos por autoridades norteamericanas la familia vivió más de 20 años en los Estados Unidos– y de la comisaría local, diagnósticos médicos y psicológicos dejaron al descubierto el calvario de la víctima.

La defensa apeló la condena y además, planteó una acción de inconstitucionalidad contra una decisión del Tribunal de Sentencia, que obligó a la remisión del expediente justamente cuando la Cámara debía estudiar la apelación.

Lo llamativo del caso es que la cuestión radicada ante la sala constitucional había sido planteada anteriormente mediante una excepción de inconstitucionalidad, la cual fue rechazada el 31 de octubre del 2019.

La defensa cuestiona la extensión de plazos para presentar requerimiento conclusivo previsto para los casos en que el plazo concluya durante la feria judicial.

Piden sanción por chicanas

La abogada querellante Mercedes Soto solicitó la aplicación de sanción disciplinaria para Hugo Cañete López por dilatar el proceso. La profesional destaca que el verdadero objetivo de las chicanas es extender durante el mayor tiempo posible el proceso, durante el cual Cañete cuenta con prisión domiciliaria, a los efectos de que una vez firme la condena, este no cumpla pena alguna en prisión pues ya la tendrá por compurgada durante el periodo que estuvo preso en su casa.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.