González Daher pide transferencia directa de suma adeudada a la SET

Ramón González Daher presentó ayer ante el juez en lo civil y comercial Hugo Garcete una nota mediante la cual manifiesta su expresa consentimiento para la transferencia de la millonaria suma adeuda directamente a la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET). Hasta ayer, el pago seguía pendiente.

Ramón González Daher, imputado exdirigente deportivo que manejó durante años el Sportivo Luqueño.
Ramón González Daher, acusado por usura y lavado.Archivo, ABC Color

A última hora de ayer, el abogado César Luis Puente, en representación de Ramón González Daher, presentó el expreso consentimiento de su cliente para la transferencia directa a la SET, ante el juez en lo civil y comercial a cargo de Hugo Garcete.

El pago de los G. 42 mil millones que el expresidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol adeuda al fisco se hace esperar. Hace algunos meses, cuando la defensa requirió al juez penal de garantías Humberto Otazú, este dispuso que la cuestión debía resolver un juez civil. Por este motivo, la petición fue derivada al juez Garcete.

Previo dictamen favorable del fiscal Osmar Legal, el 22 de junio último Garcete dispuso la transferencia de G. 42.316.840.717 a la cuenta abierta en el Banco Nacional de Fomento, en nombre del juicio caratulado “Ministerio de Hacienda c/ Ramón Mario González Daher s/ ejecución de resoluciones administrativas”.

En dicha resolución, el magistrado aclaró que la la transferencia se realizará una vez que el juez penal de Garantías Humberto Otazú disponga el levantamiento del embargo, bloqueo, e inmovilización, decretados sobre dichas cuentas hasta la suma mencionada.

El lunes pasado, Otazú levantó el embargo que dictó sobre las cuentas de los acusados en la causa que tienen por usura y lavado de dinero, para que estos puedan pagar su deuda con el fisco.

Esta decisión fue notificada ayer al magistrado Garcete, quien ahora espera el trámite interno entre el banco BASA y Tributación, para la materialización del pago.

El 31 de julio vence el plazo para pagar la deuda en concepto de impuestos sin multa, que de incluirse podría elevar el monto a unos G. 50.000 millones.