Fallas de cámaras del 911 ralentizan investigación del asesinato del empresario Schuartzman

El desperfecto de una de las cámaras de seguridad del Sistema 911, instalada a metros del sitio donde asesinaron al empresario Mauricio Daniel Schuartzman Parnes (52), el domingo último en barrio Jara de la capital, podría representar un obstáculo en las investigaciones.

Policías realizaron el mapeo de la zona donde ocurrió el mortal atentado.
Policías realizaron el mapeo de la zona donde ocurrió el mortal atentado.SILVIO ROJAS

Los investigadores confirmaron que la cámara del Sistema 911 instalada en la zona de San Agustín y Concordia no funcionan al igual que la mayoría de las que están colocadas en las zona por las cuales escaparon los sicarios, tras asestar el feroz ataque a tiros de fusil.

Precisamente, en la tarde del martes último, los agentes lograron confeccionar el circuito utilizado por los criminales para salir de la capital, el mapeo fue concretado con ayuda de una de las personas que fueron tomadas por los matones en la escena del crimen y luego abandonadas en la intersección de las calles Venezuela y San Salvador.

Los investigadores lamentaron el hecho de que la mayorías de las cámaras del Sistema 911 colocadas en las calles utilizadas por los criminales para la huida, presentan fallas por falta de mantenimiento, por lo que en este caso no fueron de gran ayuda en las pesquisas.

Es por eso que los uniformados trataron de establecer las propiedades que cuentan con circuito cerrado y que están en el trayecto de la huida, para solicitar las imágenes a través de oficios judiciales.

Con el análisis de estos vídeos se podría tener mayores elementos que puedan ayudar a identificar a los asesinos ya que por el momento no se tienen pistas. Es más, los policías señalaron que las armas utilizadas no están registradas en otros ataque anteriores, ni siquiera se puede determinar que tipo de vehículo usaron, ya que hasta momento no lo abandonaron.

La policía espera colaboración de vecinos

Los investigadores esperan la colaboración de vecinos del lugar del hecho, pero la mayoría de ellos todavía se encuentran renuentes a brindar datos por temor a represalias, pese a que los oficiales prometieron actuar y manejar los datos con el mayor sigilo posible.

Evidentemente, la Policía se enfrenta a un verdadero desafío, ya que el ataque fue planificado minuciosamente para evitar precisamente que los agentes puedan seguir el rastros de los sicarios, señalaron. los investigadores.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05