Jerarquía de la Iglesia está “descerebrada”, dice exministro Altamirano

“La jerarquía de la iglesia está descerebrada porque no hay un solo pensante, no hay un pastor”, expresó el exministro de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) José Altamirano, al criticar la postura asumida por monseñor Edmundo Valenzuela respecto a la eventual elección de Víctor Ríos (PLRA) como ministro de la Corte. Auguró una buena gestión a Ríos por el bien del país y le sugirió desprenderse de todos y actuar independientemente.

Monseñor Edmundo Valenzuela, arzobispo metropolitano de la Santísima Asunción. En su carta pastoral aboga por la fraternidad en tiempo de pandemia.
Monseñor Edmundo Valenzuela fue duramente criticado por la postura asumida por la Iglesia ante la elección de Víctor Ríos como ministro de Corte.Archivo, ABC Color

Altamirano puede ser considerado como uno de los mejores ministros de la Corte en la nueva era democrática del país, ya que se retiró sin mayores cuestionamientos sobre su honorabilidad y fue el único que no se acogió a la inamovilidad para aferrarse al cargo contrariamente a lo que hicieron algunos de sus colegas. Consideró casi una “parodia” las críticas de varios sectores contra la designación de Ríos, pero criticó aún más duramente a las autoridades de la Iglesia Católica.

“Lamento por la jerarquía de la Iglesia lo que hizo (Edmundo) Valenzuela, me parece que es lo más triste y los obispos deberían reunirse y pedir la renuncia de este monseñor”, apuntó.

Insistió en que lo de las autoridades eclesiásticas no es algo de ahora, sino que normalmente sus posturas van “afuera del tarro”.

“Desde el momento que murieron el monseñor Sergio Acha Duarte y Celso Yegros, la Iglesia está descerebrada y sin pastor”, insistió. También cuestionó a gremios, como a la Unión Industrial Paraguaya (UIP) y al Colegio de Abogados, los cuales expresaron críticas similares contra el senador Víctor Ríos.

“Somos muy pererî (finos, superficiales), no hay más gente que piensa, actuamos epidérmicamente, por reacciones, no se piensa ni en lo que se quiere, no se tienen objetivos precisos”, dijo. También cuestionó que los paraguayos en general somos reacios a cambiar nuestra situación ya que “pedimos 100 y no somos capaces de dar 1″.

“Cuando yo quise poner en la Corte un examen para el otorgamiento de la matrícula (a abogados), prácticamente me pidieron juicio político”, recordó sobre una anécdota de cuando quiso mejorar el sistema.

Por ello consideró que no está de acuerdo en modificar el sistema de selección de ternas en el Consejo de la Magistratura. “Que nos traigan el mejor método, se va a aplicar a los paraguayos y nosotros nomás otra vez vamos a aplicar. El problema somos nosotros, los paraguayos que tenemos un tremendo déficit ciudadano y moral”, opinó.

Le sugiere imponer su independencia

Altamirano indicó que cuestionar la afiliación o pertenencia a ciertos sectores políticos de un candidato a ministro de Corte no es un elemento válido para descalificar a nadie. Dijo que espera que Ríos haga una buena gestión, para lo cual le sugirió asumir independencia de todos los sectores y que la ciudadanía vigile desde cerca su gestión.

“El señor Víctor Ríos tiene que cortar hoy mismo el cordón umbilical, no tiene que sentirse jamás ‘debido a...(tal o cual persona)’ y tiene que servir al país, y segundo los controles deben subsistir y deben ser fuertes”, apuntó.

Estimó que gran parte de la crítica contra Ríos ocurrió porque “no creo que sea una persona fácil de manejar”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.