Ganadero de Paraguarí afirma que no cometió abigeato y se siente extorsionado por la Fiscalía

A principios de diciembre informábamos el caso de un supuesto caso de abigeato ocurrido en el departamento del Guairá y que posterior al hecho en un procedimiento fiscal recuperaron en Paraguarí, parte del supuesto ganado que se habría robado. El dueño del establecimiento donde estaban los animales hizo su descargo y afirma que tiene documentos para comprobar que no hubo ningún hecho de abigeato y que utilizaron a la Fiscalía para cobrar una deuda que tenía.

Jorge Sabate, abogado y Alejandro Méndez Parodi, afectado.
Jorge Sabate, abogado y Alejandro Méndez Parodi, afectado.SILVIO ROJAS

Todo comenzó cuando el ganadero, José Enrique Forteza de Villarrica denunció que le robaron 114 animales en noviembre último. El 5 de diciembre, una comitiva fiscal-policial allanó el establecimiento Yvapovó de la compañía Yaguarón Yurú en la ciudad de Pirayú.

La propiedad corresponde al ganadero, Alejandro Daniel Méndez Parodi, de nacionalidad uruguaya. Los intervinientes tenían una orden judicial, verificaron y según detectaron corresponderían a Forteza. De 114 que se denunciaron como robados, 86 fueron sacados nuevamente y entregados al denunciante.

La fiscala María Unger, dispuso que el ganado sea trasladado con un tractocamión hasta la Estancia Tía Dorita, de la ciudad de Coronel Martínez, en el Guairá, y este lugar quedó como depositario judicial. En el aquel momento no se ordenó la detención de ninguna persona.

La versión del ganadero Méndez Parodi

Alejandro Méndez seguía arrestado (luego obtuvo libertad ambulatoria) por supuesta estafa en el departamento Central, en otro caso, cuando se entera de lo que estaba ocurriendo en su local de Pirayú y lo convocan por el supuesto abigeato. La situación en Itauguá fue porque una mujer de nombre Monica Rolón lo denunció debido a una supuesta cuenta bancaria cancelada de Méndez. El afectado debía cierto monto de dinero y en realidad uno de sus cheques está con insuficiencia de fondos, no cancelada, según dice.

Retomando la situación en la que figura como supuesto abigeo, el uruguayo se presentó en ABC Color para mostrar documentos y afirmar que nunca robó animales. En compañía de su abogado, Jorge Sabate, dijó que él sí estaba en proceso de pago por la compra del ganado a Forteza.

Sostuvo que él las compró con bajo peso, y que estaba justo en plena etapa de engorde de animales. La factura de compra refiere de 90 vaquillas y 24 novillos desmamantes. El documento indica que el comprador es la empresa de Méndez: Industrial Solutions Company S.A.

Según el afectado con la denuncia, los mismos animales que él compró a Forteza, son los mismos que este último denunció que le robaron y nuevamente volvieron a Forteza ya engordados y más valorizados, según Méndez. Del monto que se ve en la factura por unidad, ahora cada animal cuesta poco más de G. 5.000.000.

Méndez presentó también a ABC, documentaciones relacionadas a las guías de traslado y transferencia de ganado donde se ve el movimiento desde la propiedad de Forteza hasta la de Méndez. Todas estas documentaciones están respaldadas por escribanía.

El afectado explicó que la deuda no se había vencido. Asegura que Forteza cobro G. 100 millones y que él le dio cuatro cheques de G. 100 millones. Uno de los cheques se cobró y el otro no porque suspendieron su cuenta bancaria.

Él se comunica con Forteza y le dice que le va a solucionar el faltante de dinero a pagar. El 2 de diciembre llegaron a ese acuerdo y el día 3 lo denuncia por supuesta estafa.

Sospecha de un contubernio entre la fiscala Unger y Forteza

El relato de Sabate, abogado del ganadero uruguayo, indica que al llegar a la sede fiscal de Villarrica, ya estaban José Enrique Forteza y la fiscala Unger. En ese momento, dice que la agente y Forteza le hablan de una posible conciliación entre las partes para que no haya imputación por el presunto abigeato ni por una supuesta estafa.

Méndez, comentó que venía muy angustiado porque estuvo dos días recluido en una sede policial por el anterior caso y decidió aceptar el pago de G. 25 millones (no G. 50.000.000, que en principio se le solicitó), así como al entrega de 86 vacas. De esta manera, Méndez quedaba libre de las acusaciones.

Al afectado le resulta muy sospechoso todo, pues él tiene los documentos que indican que adquirió esa tropa de ganado y repentinamente le arrebatan por la falta de pago.

De acuerdo a lo manifestado por el abogado, hubo un primer fiscal en el caso del supuesto abigeo, que fue Martín Escalada, quien sí averiguó informes al banco, y sobre los cheques. Según Sabate, Forteza no consiguió lo que quería, recusó a Escalada y el caso recae en Unger.

Dijo que a Méndez no le tomaron ni declaración indagatoria y que para justificar el allanamiento dijeron a la prensa que se trataba de un caso de abigeato.

Abogado exige una auditoría al proceso fiscal en dos causas

La primera tiene que ver con la gestión de la fiscala Milena Basualdo, que le imputó a Méndez por supuesta estafa y donde Sabate encontró un mal procedimiento por no investigar si hubo o no estafa, y la otra auditoría para María Unger que encabezó el operativo en Yvapovó. Considera que se usa a la fiscalía “como una agencia de cobro” y para extorsionar.

Méndez afirma que se siente extorsionado y estafado, porque el mismo Forteza se quedó con su ganado.

Intentamos tener la versión de la fiscala Unger, pero se excusó aclarando vía mensaje por Whatsapp que su madre está enferma y en este momento no puede acceder a una entrevista.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.