Pobladores de Caacupé, con chikunguña y sin agua por caños rotos

Los habitantes del barrio Buena Vista de Caacupé reclaman la falta de atención de la Essap ante los pedidos de reparación de caños. Señalan que ya realizaron varias quejas pero no les dan solución. En la comunidad hay varias familias enfermas de chikunguña que, a causa de las cañerías rotas, no reciben el suministro del liquido como corresponde.

Pobladores de Caacupé están con chikunguña y sin agua por caños rotos
Los caminos del barrio Buena Vista de Caacupé están destruidos por culpa de los caños rotos.Faustina Agüero

Cargando...

Rolando Acosta, vecino del barrio Buena Vista de Caacupé, manifestó que hace más de un mes en su comunidad hay varios caños rotos que provocan escasez de agua en los hogares y dejan un camino intransitable.

Explicó que el problema empezó a causa de un tractor que supuestamente ingresó al barrio para arreglar el camino, rompiendo varios caños que la Essap debía ya haber arreglado.

Según el denunciante, pese a las reiteradas quejas los directivos de esta institución no responden al pedido de ayuda.

“Muchas veces hasta tenemos que colaborarnos entre los vecinos para ver si podemos mandar arreglar nosotros mismos, pero gastamos demás, y eso es muy injusto”, indicó.

Acosta consideró indignante la desidia de la institución encargada, que sigue haciendo caso omiso a los reclamos de los usuarios. Por esta razón, una vez más la comisión vecinal se acercó a la Essap para pedir ayuda, pero no hubo respuesta.

Acosta señaló que no es la primera vez que pasa algo así, ya que en casos anteriores similares los vecinos también tuvieron que insistir mucho para que la Essap arregle caños rotos.

Las aguas acumuladas podrían generar criaderos de mosquitos

La gran cantidad de agua que se pierde por las cañerías rotas no solo está destruyendo los caminos de tierra, creando problemas para el desplazamiento a pie y en motocicletas, sino que también representa un peligro constante para los habitantes del barrio Buena Vista, porque podría darse una proliferación de criaderos de mosquitos transmisores de dengue y chikunguña.

El nuevo directivo de la administración no sale a dar la cara ni prometer alivio. “Es una tristeza como tenemos que vivir”, refirió Rolando Acosta.

Llamamos al nuevo administrador de la Essap Richar Guillén, para consultarle sobre los inconvenientes, pero no atendió a nuestras llamadas.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...