Crecida del río Paraná genera hipertensión, diarrea y alergias a personas ribereñas

Itá Corá, Ñeembucú. Sigue subiendo la cifra de damnificados en el décimo segundo departamento. La crecida del río Paraná afecta a 1.500 familias ribereñas, de las cuales varios sufren de hipertensión, diarrea y alergia. La situación se vuelve cada vez más dramática y la ayuda del Gobierno Nacional no llega.

Itá Corá: Las personas se resisten en dejar sus hogares ante la crecida del río Paraná por temor al robo de sus cosas de valor.
Itá Corá: Las personas se resisten en dejar sus hogares ante la crecida del río Paraná por temor al robo de sus cosas de valor.

Cargando...

En todo el límite del país, de la ribera del Paraná desde Cerrito hasta Paso de Patria, se encuentran afectadas por la crecida del río Paraná, varias familias tuvieron que abandonar su vivienda con mucha pena y tristeza.

Las condiciones de vida se vuelve insostenible ya que en su mayoría se dedican a la pesca y a la agricultura, y en ambos rubros están siendo perjudicados.

Los cultivos agrícolas fueron totalmente dañados por el agua y en otros casos fueron destruidos por la granizada del fin de semana pasado.

Al mismo tiempo rige la veda pesquera que imposibilita a los pescadores desarrollar su trabajo, el cual es su principal medio de subsistencia. En medio de toda esta tragedia hasta el momento varias familias afectadas no recibieron la ayuda por parte del Gobierno Nacional.

La Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) ni la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) asistieron a los damnificados. Lo poco que distribuyó la Gobernación de Ñeembucú fue gracias a la Itaipú Binacional que había enviado 500 kits de víveres para el departamento, de los cuales fueron distribuidos a las primera familias afectadas por la crecida del río.

Psicosis en la población

Según la doctora Katherine Mancuello, encargada del puesto de Salud de Itá Corá, en su recorrido por el campamento de los damnificados, detectó que varias personas se encuentran emocionalmente mal ante la situación económica que están atravesando

“Hay una psicosis generalizada, muchas personas están con hipertensión por que no reciben la ayuda y están desesperadas, otros están con cuadros de alergia y otros con diarrea, esta situación le está afectando mentalmente” indicó la médica.

Solicitó a la población una ayuda voluntaria en víveres para repartir a las familias afectadas. Resaltó que hasta el momento cuenta con suficientes medicamentos para asistir a la población.

Zonas Afectadas

En el departamento de Ñeembucú, las zonas afectadas por la crecida del río Paraná, se encuentra la ciudad veraniega de Cerrito y sus compañías vecinas, como Yrybucua, Tajy Loma y Kuruzú Avá. Otra zona afectada es el distrito de Villalbín y sus compañías como Ñu Pa´u, San Miguel e Isla Ro´y.

El río Paraná también afecta al distrito de Mayor Martínez y su compañía como Itá Corá, Tres Coronas y Kurusu Kuatia y Fuerte Cué. El distrito de Gral Diaz. y sus compañías como Puerto Itá, Potrerito e Ybycuí están afectados por la subida del Paraná. La crecida del río también afecta en la zona de confluencia al distrito de Paso de Patria y Costa Paraná.

Día a día suma la cantidad de damnificados, y que no son atendidos por los organismos gubernamentales, según denuncian los afectados.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...