El Niño pone en jaque más de US$ 400 millones de los arroceros

Una delicada situación enfrenta hoy el sector arrocero, con más 80.000 hectáreas de cultivos inundadas debido a la activación del Fenómeno El Niño, que podría llevarse al río unos US$ 400 millones, pero eso dependerá del comportamiento climático de los próximos 15 días, según advirtieron los arroceros.

Cultivos de arroz, inundados
Cultivos de arroz, inundados en la zona de Arazapé.

Cargando...

El fenómeno climático El Niño, que en nuestro país trae aumento en el volumen de lluvias e inundaciones, está poniendo en riesgo una gran parte de la producción de arroz, principalmente en la cuenca del río Tebicuary, Ñeembucu y zonas de Ayolas, según alertaron desde la Federación Paraguaya de Arroceros (Feparroz).

Existen zonas arroceras en situaciones muy delicadas debido al exceso de lluvias caídas, tales como Yuty, Caazapa, Paraguari, Villa Florida Neembucú y Ayolas, agregaron.

La estimación es que un 50% del área total de los cultivos de arroz del Paraguay está en peligro de destrucción, porque están bajo agua, por encima de los muros de contención de las parcelas, que representa aproximadamente unas 80.000 hectáreas.

La situación de estos productores se complicó después de que gran parte de la Región Oriental de nuestro país, principalmente toda la parte sur del país, recibiera en el lapso de solo un mes precipitaciones que rondadn los 850 mm.

Según los datos del gremio Feparroz, el plan arrocero 2023 tenía previsto producir unos 1.100.000 tonelas de arroz cáscara en el 2024, pero una parte de ese volumen corre el riesgo de perderse, aproximadamente unas 500.000 toneladas se podrían perder debido a la difícil situación que atraviesa ese sector.

Por eso, así como el presidente Santiago Peña subió a un transporte de pasajeros para comprobar, personalmente, la situación de ese rubro, sería útil que también realice un sobrevuelo a las zonas afectadas por las inundaciones y comprobar la situación real de las poblaciones afectadas, señalaron productores en una reunión en la que analizaron el tema.

Indicaron que es mucho dinero lo que está en juego, de las inversiones hechas por los productores y también de lo que podría representar en disminución de los ingresos del país por la reduccion de las exportaciones a causa de la gran merma que ocasionará.

El reporte de los productores es que los muros o paredes de contención en los arrozales están destruidos por la fuerza del agua del río y las intensas lluvias que hoy están fuera de los cauces, por lo menos hasta unos 20 km a 30 km de cada margen, tanto en zonas del río Tebycuary como del Paraná.

Las zonas arroceras que están complicadas o afectadas son más o menos unas 80.000 hectáreas de cultivos de arroz, cuyos costos producción por hectárea se estima en promedio en unas US$ 1.350 por hectárea, con lo que se deduce que de no mejorar la situación arrojaría una pérdida directa de más de US$ 100 millones. A su vez, esa área de producción inundada estimativamente representaría unas 500.000 toneladas de arroz que a su vez implicarían cerca de US$ 300 millones. Entonces lo que está en juego en total es unos US$ 400.000.

Por otra parte desde la Unión de Gremios de la Producción (UGP), el Ing. Héctor Cristaldo, explicó en el país atraviesa tres situaciones, en el sur con lluvias muy por encima de lo normal con desborde del Tebicuary y sus afluentes, que anegó los arrozales y complica el trabajo en sí y los accesos; en segundo lugar, el centro de la Región Oriental, con lluvias en torno a lo normal o por encima, que incluye el Bajo Chaco; y la tercera situación, el noroeste de la región Oriental y el Chaco Central y Alto Chaco, con déficit de lluvia preocupante.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...