“Hamburguesa caacupeña”: sólo para los peregrinos de estómago fuerte

La mayor tradición gastronómica en Caacupé, y más aún durante las festividades de la Virgen, es la “hamburguesa caacupeña”, recomendada sólo para los estómagos fuertes.

La chipa es nuevamente la preferida. A la mañana  temprano acompaña al cocido con leche  y desde las 9:00 a la  butifarra.
La chipa es nuevamente la preferida. A la mañana temprano acompaña al cocido con leche y desde las 9:00 a la butifarra. (Archivo).Archivo, ABC Color

Cargando...

En Caacupé, las tradiciones se encuentran en lo religioso, en la arquitectura, en la historia y en la gastronomía. Si de comida se trata, la chipa es el principal alimento de los peregrinos; sin embargo, la chipa con butifarra, también denominada “hamburguesa caacupeña”, es la preferida.

El menú predilecto -por su precio y porque satisface como ningún otro- es la “hamburguesa caacupeña”, que se encuentra a sólo G. 5.000.

Con este plato muchos aguantan toda la noche en espera de la misa central de la mañana del 8 de diciembre, ya apostados en la plaza frente a la Basílica.

Otros la prefieren al llegar a la Villa Serrana. “Me hace sentir que realmente ya estoy en Caacupé”, sostuvo un peregrino.

La chipa utilizada para la “hamburguesa caacupeña” es la conocida como pancito, por su forma, ya que en medio debe ir la butifarra previamente hervida.

En caso de que los comensales los prefieran por separado, el precio es de G. 3.000 por cada unidad de chipa y de G. 2.000 el de la butifarra.

Pero la chipa con cocido no se queda atrás. Muchos prefieren esta combinación porque contiene glucosa (azúcar) en la bebida y eso los mantiene despiertos y vigorosos.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...