Oposición: cada uno en su partido

La oposición y el PLRA siguen totalmente divididos y si no existe unidad es difícil construir una alternativa para desafíos próximos como las municipales y otros lugares claves, consideró el senador liberal Enrique Salym Buzarquis.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/3MG6QWJGXFHNVDDNVUP7FUIOZM.jpg

“Es difícil construir una alternativa de futuro si no hay diálogo. En cualquier país una oposición madura siempre es alternativa pero tienen que tener una línea clara, y eso no existe. Tenemos varios compartimientos estancos en el partido, hay diferentes sectores y cada uno juega su partido”, lamentó Buzarquis, evaluando la situación actual de la oposición al Partido Colorado.

De hecho, la ANR también tienen sus diferencias internas, algo que lejos de ser aprovechado por la oposición para ganar espacios, a veces termina por ahondar las diferencias sobre todo en el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA).

Entre liberales, las diferencias entre el movimiento Equipo Joven, mejor conocido como el llanismo, por su líder, Blas Llano y el sector de Efraín Alegre, actual presidente del PLRA no terminan nunca. Las confrontaciones se iniciaron fuertemente con las elecciones internas del 2012, con las conocidas "urnas delivery", cuando Llano y Alegre se disputaron la candidatura a la presidencia de la República por el PLRA.

PUBLICIDAD

De 2013 al año pasado, la diferencias no hicieron más que ahondarse, sobre todo por la cercanía del llanismo al expresidente Horacio Cartes (llegando incluso a respaldar solapadamente la propuesta de reelección), mientras que Alegre y otros sectores del PLRA rechazaron abiertamente el plan de atropello constitucional, con el lamentable saldo de la muerte de Rodrigo Quintana en la propia sede partidaria tras el atraco de la Policía.

“No voy a justificarle absolutamente a nadie. Con el equipo de Llano hace 10 años que prácticamente no tengo vinculación política, no coincido con ellos, pero tampoco nadie es dueño de la verdad absoluta. Y Efraín -y lo puedo decir porque se lo digo de frente-, él es presidente del partido: creo que nosotros necesitamos un liderazgo convocante”, indicó, apuntando a la necesidad de gestos de ambos sectores.

Buzarquis no cree que una nueva interna disipe estas diferencias, ya que de hecho pasaron tres elecciones y sigue la disputa entre ambos bandos. “Una interna lo único que va a hacer es ahondar esa diferencia existente. Uno puede hacer juicio de valor y puede buscar culpables y culpar a uno u a otro, pero si vamos a encontrar de ambos bandos, todos tenemos alguna cuota de responsabilidad”, dijo en tono autocrítico.

“Creo que tenemos que intentar, no digo olvidar, pero sí algunos temas dar vuelta la página y mirar un poco el futuro. No solamente como partido, sino como oposición”, insistió, a sabiendas de que el PLRA históricamente, y más ahora, es incapaz de ganar solo unas elecciones a la ANR.

Entre los principales desafíos próximos mencionó las municipales del 2020, y la pretensión de mantener espacios en comunas hoy gobernadas por liberales. “Sobre todo en Central y acá en Asunción”, donde en en muchos de ellos existen acuerdos con la oposición.”Ciudad del Este va a ser un desafío muy importante, se está haciendo una intervención. Imaginate que la oposición vaya fragmentada y ahí te vuelve a ganar el mismo clan”, advirtió entre los temas urgentes.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD