Capital de los baches

La ciudad de Coronel Oviedo, capital del departamento de Caaguazú, está prácticamente en ruinas y a casi dos años de gestión del intendente Marcos Benítez (ANR HC), el panorama se ve poco alentador y va de mal en peor. Las calles y avenidas están minadas de enormes baches que han causado numerosos accidentes de tránsito y cuantiosos daños materiales a los vehículos que circulan por la ciudad.

Cargando...

La municipalidad de esta ciudad maneja un presupuesto anual de unos G. 30.000 millones, de los cuales unos G. 5.000 millones son destinados para obras, pero la realidad de las arterias de la ciudad es calamitosa.

Los automovilistas deben sortear a la suerte los enormes baches de las calles y avenidas para evitar daños en sus vehículos, pero, en varios puntos de la capital departamental, no existen alternativas y los conductores no tienen más opción que pasar por los cráteres de las avenidas.

Durante la posesión de cargo, el intendente actual, Marcos Benítez, había prometido convertir a Coronel Oviedo en la mejor ciudad para vivir, que haría una reingeniería para acciones positivas que beneficien en todos los sentidos a la ciudad y que mejoraría las condiciones estructurales de los caminos de la localidad.

Sin embargo, hoy la realidad parece estar cada vez más lejos de la palabra del actual mandamás y la “Capital del Trabajo” se está convirtiendo en la “Capital de los baches”.

Varios ciudadanos se pronunciaron sobre la situación de las calles de Coronel Oviedo y buscaron la forma de hacer saber de la situación al intendente Marcos Benítez (ANR), pero no consiguen respuestas de la entidad municipal.

Coronel Oviedo es una de las ciudades más importantes de la región. En ella están asentadas grandes empresas e importantes instituciones. Es un lugar de conexión a varios distritos del país y no puede estar en las condiciones en la que está.

Los contribuyentes merecen más respeto, porque se pagan los impuestos y tributos para que mejore la ciudad; si no se cumple con ese ideal, algo está mal.

Hoy la municipalidad es una institución dormida, sin rumbo y sin objetivos. La ciudadanía ovetense se debe pronunciar ante tal descarado abandono y debe exigir con fuerza que el intendente actual, Marcos Benítez, cumpla sus promesas electorales.

victor.barrera@abc.com.py

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...