Urge parar el abigeato

El abigeato es un flagelo que hace más de 30 años desvela a pequeños y grandes hacendados del departamento de Paraguarí y genera cuantiosos daños económicos a la ganadería. Sin embargo, hasta ahora no han encontrado la fórmula o una estrategia adecuada para frenar o erradicar el delito en esta parte del país.

Cargando...

El hurto de ganado en el noveno departamento es un mal endémico y perdura por varios factores. La benevolencia de la justicia favorece al delito, porque los condenados a prisión preventiva por abigeato rápidamente son beneficiados con arrestos domiciliarios. Con dicha medida de la justicia, vuelven a tener licencia para seguir operando en la zona, dirigiendo a sus respectivas gavillas.

Otras veces no se denuncian los casos porque nadie investiga los hechos. Por ello, urge en la zona implementar una estrategia de prevención y lucha frontal contra el robo de los animales.

Lo preocupante son los casos en aumento. En 2023 se denunciaron 200 hechos de hurto de ganado. De los cuales se recuperaron 30 vacunos y fueron detenidas 30 personas. En enero hasta la fecha del 2024 ya se robaron 104 animales, entre toros, bueyes, vacas y terneros, de los que se recuperaron 4 animales y se detuvieron tres personas.

Ante dicha situación, en la tarea de lucha contra el abigeato, la Policía Nacional cumple una función primordial. Los efectivos policiales deben potenciar el trabajo de campo para desbaratar las gavillas de cuatreros en la zona. Además, deben facilitar al Ministerio Público las evidencias necesarias para que los fiscales puedan imputar y los jueces condenar a quienes quebrantan la tranquilidad de los trabajadores del campo.

Mientras no exista una tarea conjunta entre Municipalidad, Policía Nacional, Ministerio Público y jueces, no se verá ningún resultado, más aún cuando hay casos en que los políticos de turno de los diferentes sectores son quienes realizan el “apriete” a la justicia para impedir que los autores vayan a la cárcel. O sea, se complica la situación cuando aparecen las ingerencias políticas.

Las autoridades de la zona de las diferentes instituciones deben asumir el compromiso de devolver la tranquilidad a los ganaderos de la región, para que puedan seguir apostando por la producción y generar ingresos para zona. Esto solo se logrará si se tiene una justicia firme, implacable, ejemplar, libre de presiones; solo así se vencerán o disminuirán los casos de hurto de los animales en la región.

emramirez@abc.com.py

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...