Jueza revoca medida que dictó a favor de brasileños presos con fusiles alemanes

SALTOS DEL GUAIRÁ. La jueza de Katuete, Ilda Acosta, revocó el arresto domiciliario que concedió a cinco brasileños detenidos por la Policía con fusiles 7.62 mm en la localidad fronteriza de Pindoty Porã y que son considerados de alta peligrosidad. La magistrada dice que finalmente se cuenta de “la gravedad del caso” y se enteró de que los brasileños tienen sendos antecedentes en el vecino país. El Ministerio Público a su vez cree que no hay asociación criminal en el hecho. Califica solo como tenencia y portación de armas.

Los cinco detenidos con fusiles de la marca HECKLER Y KOCH, modelo HK417, calibre 7.62 mm x51, procedencia alemana, con un cargador cada uno. Todos retornaron a prisión tras el cambio de postura de la jueza Ilda Acosta de Katueté.
Los cinco detenidos con fusiles de la marca HECKLER Y KOCH, modelo HK417, calibre 7.62 mm x51, procedencia alemana, con un cargador cada uno. Todos retornaron a prisión tras el cambio de postura de la jueza Ilda Acosta de Katueté.OSVALDO CAZENAVE

Cargando...

La magistrada Ilda Acosta, quien sorprendió el viernes 24 a la tarde con la liberación de cinco ciudadanos brasileños, mediante una resolución de arresto domiciliario en beneficio de estos, revocó la medida y ordenó que sean remitidos a prisión.

Se trata de Luis Henrique Macagnan Tolomeotti (31), Marcos Aurelio Ferreira Rangel (30), Wellington da Silva (23), Vinicius Conticelli de Paula (27) y Felipe Adriano Tolomeotti da Silva (31). Fueron detenidos el pasado miércoles 22 de marzo, cerca de la frontera seca en la localidad de Pindoty Porã, distrito de Corpus Christi transportando cinco fusiles, calibre 7.62 mm.

La medida fue tomada por la titular del Juzgado Penal de Garantías del segundo turno de la ciudad de Katueté el 25 de marzo mediante el A.I. N° 35 por el cual la Policía volvió a llevarles presos a los cinco procesados.

A juzgar por la argumentación del rápido cambio de postura de Acosta, la misma “observó mejor” el expediente y entendió que era más seguro mantener la prisión preventiva de los imputados.

Señala en su A.I. que, en base a lo que estipula el Código Procesal Penal (art. 248) y para asegurar la presencia de los imputados a la resulta del proceso penal, “y en ese orden por la gravedad del caso, son ciudadanos brasileños y los antecedentes que los procesados tienen en el vecino país”, terminó por revocar la medida menos gravosa dictada anteriormente.

Según explicó el comisario Líder Vera, jefe de la GEO de Canindeyú, las armas incautadas son fusiles de asalto de última generación, de procedencia alemana, calibre 7,62 mm, muy cotizado en el mercado internacional. También fueron incautados cuatro cargadores largos para pistolas 9 mm.

El fiscal de la causa es Meiji Jesús Udagawa quien imputó a los presuntos delincuentes por transgresión a las normas de la Ley 4036 “de armas de fuego, sus piezas y componentes, municiones, explosivos, accesorios y afines” penados por el código penal con hasta 10 años de cárcel.

Udagawa no imputó por asociación criminal porque cree que cinco personas transportando cinco fusiles no justifica dicha calificación. Indicó que esperará el informe que resulte del análisis de los celulares aprehendidos (seis aparatos) para determinar si existen más personas involucradas para ver si amplía la imputación.

Con la rectificación judicial, los procesados vuelven a guardar reclusión en la comisaría primera de esta ciudad, mientras prosigue la investigación del caso.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...