Operativos Guaraní-Asunción: grupos costeaban pasajes a España y prostituían a sus víctimas para pagar la deuda

Dos estructuras que hacían captación masiva de mujeres en Paraguay para luego prostituirlas en España fueron desarticuladas mediante los operativos Guaraní y Asunción, realizados en forma conjunta entre la policía española, Interpol-Py y la Fiscalía paraguaya, que permitió la detención de piezas clave de las mismas en nuestro país. Entre ellos, el cantante paraguayo Og Selu y su madre.

José Luis Gómez Amarilla (29), Og Selu
José Luis Gómez Amarilla (29), Og Selu, detenido por trata de personas en Ñemby.Instagram/Og Selu

Cargando...

El Ministerio Público y la Policía de Interpol Paraguay en conjunto con la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), ejecutado por el Fondo Para las Naciones Unidas (UNFPA), realizaron varios operativos en España y Paraguay que permitieron detener a 14 personas involucradas en una red de trata de personas con fines de explotación sexual, entre ellos el cantante paraguayo Og Selu.

Es así que el 18 de abril se llevó a cabo el operativo Guaraní, a las 00:30 de nuestro país, encabezado por la fiscala Claudia Aguilera y la fiscala adjunta Matilde Moreno junto con policías de Interpol-Py, y a las 6:00 de España, dirigidos por las fiscalas Carina Sánchez y Claudia Morys y la policía española.

En territorio paraguayo, los procedimientos se centraron en las ciudades de Fernando de la Mora y Lambaré, dando como resultado la detención de una mujer identificada como “Ña Nena”, una de las supuestas encargadas de captar mujeres para enviarlas a España bajo engaño de un trabajo asegurado. Al día siguiente, cayó otra mujer identificada como Rosieni, en Concepción.

En tanto que en la ciudad de Córdoba, en España, fueron detenidas cuatro personas, incautándose incluso varios elementos documentales relacionados al caso.

El pasado 25 de abril se llevó a cabo el operativo Asunción, que se inició a las 00:30 de Paraguay y las 6:30 de España.

En esta ocasión cayó detenido en Ñemby José Luis Gómez Amarilla, alias Joselo, un supuesto artista emergente que se hacía conocer como “Arturo OG Selu”, y en el Ferrol, Coruña, España, fue detenida su madre, Victoria Amarilla Cantero, quien explotaba sexualmente a las mujeres, según los datos brindados por fuentes de la investigación.

Prisión para supuestos captadores y cantante paraguayo detenido en España

Los detenidos en nuestro territorio ya fueron imputados por el hecho punible de trata de personas con fines de explotación sexual y deben cumplir con la medida cautelar de prisión preventiva, según dispuso el juez penal de garantías especializado en Crimen Organizado Gustavo Amarilla, que interinó a la jueza Rosarito Montanía.

De acuerdo con datos recogidos por el Ministerio Público en relación a José Luis Gómez Amarilla, entre enero y junio de 2022, habría acompañado a una de las cuatro paraguayas víctimas de explotación hasta España y las demás con pasajes aparentemente costeados y gestionados por él para luego ejercer la prostitución.

Es así que, según la investigación, Gómez Amarilla sería el encargado de captar y trasladar a las mujeres desde Paraguay hasta España, además de facilitar la compra de los pasajes, el viático y los documentos necesarios para dicho viaje, los cuales generarían una deuda que debía ser saldada por las víctimas con el ejercicio de la prostitución.

En tanto que en España era la madre de José Luis, Victoria Amarilla, quien supuestamente administraba varios pisos o departamentos de un edificio en Coruña y además se encargaba de recibir el dinero por el “servicio” de las compatriotas.

Prometían trabajo y las mantenían encerradas

La fiscala Carina Sánchez informó a ABC que ambos grupos operaban con una forma en común, es decir, ofrecían trabajo fijo en España y con buena ganancia, para ganarse la confianza de las víctimas. Sin embargo, una vez allá se les indicaba la realidad, de que debían prostituirse para cubrir la deuda por su traslado hasta ahí.

Sánchez señaló además que muchas de las mujeres entregaban sus documentos, bajo la promesa de que se los iban a guardar para que no se pierdan, pero esta no era nada más que una artimaña para evitar que pudiera escapar del lugar o pedir ayuda.

Las víctimas de explotación sexual, según refirió la agente del Ministerio Público, eran mantenidas encerradas en los departamentos donde eran obligadas a prostituirse. En estos casos, los victimarios “les trabajan más psicológicamente a sus víctimas”, expuso la fiscala.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...