Explotación sexual infantil: investigación de la Fiscalía revela vínculo de choferes del circuito del agronegocio

Una investigación realizada por el Ministerio Público revela cuáles son los principales puntos de explotación sexual y explotación sexual infantil, determinando que la proliferación de los circuitos de los agronegocios permitió que el crimen haya desembarcado en zonas vulnerables.

Un hombre fue condenado a 20 años por abusar sexualmente de sus hijas en Emboscada
Imagen ilustrativa referente al abuso sexual infantil.

Cargando...

Una investigación sobre la ruta de explotación sexual en niños, niñas y adolescentes en Paraguay, revela las zonas consideradas epicentros de este hecho punible y pone al desnudo las prácticas de explotación sexual, cuyas víctimas principales son mujeres. Este flagelo, que afecta a las mencionadas víctimas, se desarrolla en un ambiente de cuasi normalización del hecho punible.

Son varias las ciudades de distintos departamentos de nuestro país, en las que se hace sentir la vinculación del extractivismo terrestre con los crímenes de explotación sexual de niñas, adolescentes y jóvenes, así como la trata de personas.

La proliferación de los circuitos de los agronegocios permitió que el crimen haya desembarcado en zonas vulnerables como asentamientos de ciudades con importante movimiento migratorio campo-ciudad, según explica el sicólogo e investigador del Ministerio Público, licenciado José Caballero. El profesional, quien coordina la investigación para la Fiscalía, refiere que el revelador informe se sustenta con datos de pesquisas nacionales e internacionales.

Explotación sexual crece en ciudades cabeceras

Según los documentos, la actividad crece en el centro de las ciudades cabeceras y de tamaños medio de distintos departamentos del país.

El trabajo de campo recabó testimonios que revelan que las paradas de camiones, copetines, estaciones de servicios, casillas de venta de bebidas y locales cercanos a las terminales de ómnibus de ciudades, son los sitios en donde circula el dinero en manos de distintos sujetos criminales que ofertan niñas y mujeres jóvenes a clientes cómplices que demandan relaciones sexuales remuneradas o con alguna forma de retribución.

Otro escenario de explotación son los lugares donde frecuentan transportistas que llevan cargas a los silos o acopiamiento de granos.

Choferes buscan acompañamiento de menores y jóvenes

Los choferes siguen lo que parece ser ya un rasgo identitario del oficio, y buscan, a plena luz del día, el acompañamiento de las menores y jóvenes, que por sus características físicas oscilan entre 16 y 20 años, según los datos.

El drama de las rutas de trata en contexto transfronterizo es un nudo crítico porque entran en escena los autores de delitos de trata para explotación sexual de jóvenes, que al mezclarse en el tránsito fronterizo legal, se mimetizan para incluir el tráfico de estupefacientes. Los resultados de los estudios de Luna Nueva Base- IS muestran que adolescentes y jóvenes mujeres son forzadas a oficiar de campanas o mulas, dejando en evidencia la trata internacional de las que son víctimas.

Algunos detectados son Ciudad del Este (Departamento del Alto Paraná), ubicada en la triple frontera con Brasil (Foz de Yguazú.- Estado de Paraná) y la Argentina (Puerto Iguazú- Provincia de Misiones).

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...