Guardiacárceles siguen en huelga y Tacumbú bajo control del clan Rotela

Unos 25 funcionarios penitenciarios siguen en huelga de hambre en la vereda del Ministerio de Justicia, en reclamo de mejores condiciones de trabajo. Los guardiacárceles también denuncian la presencia de civiles armados en el penal de Coronel Oviedo y que los reos de Tacumbú siguen en posesión de las armas robadas de la administración durante el amotinamiento del pasado martes de 10 de octubre.

Unos 25 trabajadores  penitenciario siguen en huelga  en la vereda del ministerio de Justicia.
Unos 25 trabajadores penitenciario siguen en huelga en la vereda del ministerio de Justicia.BLAS LOPEZ

Cargando...

Mientras un grupo de trabajadores penitenciarios se encuentra de huelga de hambre en la vereda del Ministerio de Justicia, otros tanto permanecen frente a la cárcel de Tacumbú, cuyo portón sigue cerrado para el ingreso de nuevos internos.

Precisamente, en la jornada de ayer solo 15 funcionarios entraron al principal reclusorio del país para encargarse de la seguridad de al menos 2.700 internos.

Esta situación confirma que el clan Rotela sigue controlando la mayor parte del reclusorio, ya que la cantidad de guardiacárceles solo permite cubrir la parte frontal de la cárcel, donde se encuentra la administración y los pabellones conocidos como la Baldosería y Admisión.

El funcionario de Tacumbú José Espínola aseguró que mientras los reos sigan en posesión de las armas que robaron de la administración durante la revuelta del 10 de octubre pasado protagonizada por los miembros del clan Rotela, no habrá garantías para que los guardiacárceles retornen a sus puestos de trabajo.

Los huelguistas, quienes representan a todos los trabajadores penitenciarios del país, exigen el seguro de vida, la promulgación de la ley orgánica penitenciaria que está en espera hace más de 20 años. Con la implementación de esta ley, los guardiacárceles tendrían una carrera y dejarían de regirse por las normas de la función pública.

Civiles armados en cárcel de Coronel Oviedo

Los funcionarios en huelga de hambre también denunciaron que tres civiles armados ingresaron para trabajar como guardias en la penitenciaría regional de Coronel Oviedo con la anuencia del nuevo director Jorge Torales. Los manifestantes señalaron que estos extraños serían militares retirados y que formarían parte del grupo de asesores del que había hablado el ministro Ángel Ramón Barchini. Supuestamente estos colaboradores ayudarían a retomar el control sobre las cárceles del país.

Sin embargo, el director de comunicaciones de la secretaría de Estado, Oscar Ayala, desmintió estas acusaciones y aseguró que el ministro Barchini visitó ayer de mañana la regional de Coronel Oviedo, donde constató que no había irregularidades, al mismo tiempo de hablar con los internos durante un recorrido efectuado por el interior del reclusorio, explicó el vocero..

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...