¿Quién protegía al pastor José Insfrán mientras estuvo en la clandestinidad?

Tras recibir la “orden divina”, el pastor José Alberto Insfrán Galeano (51) se presentó a la justicia y quedó preso en la Senad. Aparentemente el sospechoso estuvo escondido en la zona de Canindeyú, frontera con el Brasil.

El pastor José Alberto Insfrán Galeano, con los pulgares hacia arriba,  deberá guardar prisión preventiva en la sede central de la Senad.
El pastor José Alberto Insfrán Galeano, con los pulgares hacia arriba, deberá guardar prisión preventiva en la sede central de la Senad.gentileza

Cargando...

El pastor Insfrán está imputado por lavado de dinero proveniente del narcotráfico y asociación criminal, por lo que tiene un marco de pena privativa de libertad de unos 22 años y seis meses. Supuestamente era el principal lavador del dinero del dinero generado por su hermano por su hermano menor Miguel Ángel Insfrán Galeano (41), alias Tío Rico, quien junto al uruguayo Sebastián Enrique Marset Cabrera (32), supuestamente era los lideres de una organización criminal que remesaba toneladas de cocaína a distintos puntos del mundo a través del territorio paraguayo.

Es más,, el pastor Insfrán y Yolanda Ignacia Insfrán Galeano figuran como dueños de la empresa Agroganadera e Industrial Nuevo Horizonte Sociedad Anónima y El Porvenir Sociedad Anónima, utilizadas a su vez para la adquisición y el equipamiento completo de estancias en las que supuestamente se descargaban alijos de cocaína, camiones utilizados para el transporte de la droga y camionetas o automóviles manejados por otros supuestos implicados en la rosca.

El pastor también tenía su propia flota de aviones y ómnibus para mover a sus feligreses y había comprado una estación de radio.

Esta enorme estructura criminal fue desbaratada en el marco del operativo “A Ultranza PY” que llevó a adelante la Fiscalía paraguaya con el apoyo de organismos de seguridad de Europa, Estados Unidos, Sudamérica y la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) desde el 22 de febrero del 2022.

Desde aquel momento, el pastor Insfrán escapó del país y dejó en la ciudad de Curuguaty, la segunda más importante del departamento de Canideyú, la iglesia evangélica denominada Centro de Convenciones Avivamiento de Curuguaty, cuyo edificio estaba equipada lujosamente al igual que el complejo que tenían en la colonia Brítez Cue, destinado para los retiros espirituales.

Datos de inteligencia señalan que el pastor Insfrán se refugió en Bolivia, pero tras unos meses regresó al país. El sistema informático del departamento de Migraciones registró el ingreso del sospechoso el viernes 8 de julio del 2022, a través del paso fronterizo con la Argentina, José Falcón.

¿Quien lo protegía?

Desde ese momento, el pastor Insfrán estuvo escondido en territorio paraguayo, presumiblemente en el departamento de Canindeyú en la frontera con el Brasil. El exdiputado colorado Julio Colmán denunció que el fugitivo estuvo todo este tiempo en la zona de Ypejhú y hasta con resguardo de los organismos de seguridad.

Ahora el Ministerio Público debe indagar como es que el presuntos lavador de dinero pudo permanecer tanto tiempo en aquella región del país, sin ser detectado por los agentes de la Policía y de la Senad destacados en distintos puntos del 14° departamento. En las últimas semanas se filtraron datos de que el sospechoso se había convertido en uno de los principales elementos de la logística del narco prófugo Sebastián Marset, quien aparentemente sigue remesando la drogas desde la clandestinidad.

¿Porqué se entregó?

Aunque el pastor Insfrán argumentó que su presentación ante la justicia el jueves último se debe a un “pedido divino”, los investigadores no saben con certeza el motivo de esta determinación.

Tampoco se descarta que el prófugo haya recibido la promesa de algún operador político de que lo iban a beneficiar con medidas alternativas a la prisión. Recordemos que antes de caer en desgracia y mientras vivía en la opulencia, el pastos estaba rodeado de influyentes políticos colorados.

Sin embargo, la jueza Rosarito Montanía dispuso la prisión preventiva del procesado en la Senad.

Sin embargo, la jueza Rosarito Montanía dispuso la prisión preventiva del procesado, en la Senad. En ese lugar estará recluido hasta que la magistrada determine a qué centro penitenciario quedará recluido, siempre y cuando la confirmen en la causa, ya que fue recusada

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...